«El cristianismo de hoy tiene el reto de recuperar el vínculo espiritual con la naturaleza»

Entrevista a Josep M. Mallarach, doctor en biología y medio ambiente y ponente en la lección inaugural de la Fundació Joan Maragall

 

«El cristianismo de hoy tiene, en nuestro país, un reto importante, que es el de recuperar el vínculo espiritual con la naturaleza; esta pérdida, acentuada desde la revolución industrial, posibilitó que acabaran imponiéndose el materialismo y la tecnocracia, que se encuentran en la base de las tendencias autodestructivas en las que estamos inmersos. Afrontar este reto pide un inmenso coraje», afirma Josep M. Mallarach, doctor en biología y medio ambiente, que ha impartido la lección inaugural de la Fundación Joan Maragall, centrada en este tema.

¿Por qué es importante recuperar el vínculo espiritual con la naturaleza?

Primero: porque nosotros también somos naturaleza, y dependemos mientras vivimos; y la carencia de este vínculo causa graves desequilibrios en nuestra salud espiritual, mental y física. Segundo: para vivir de forma coherente con los valores evangélicos en nuestra relación con la naturaleza, sea humana y no humana. Es decir, para dar una respuesta cristiana a los efectos que la crisis sistémica global causa en nuestra sociedad, familias y comunidades, y los efectos que va a causar, cada vez más graves, durante el resto de nuestras vidas.

¿Cómo debemos recuperarlo, por tanto?

Transformando todos los aspectos de nuestra vida que no sean coherentes con los valores evangélicos: asumiendo la conversión ecológica, saliendo fuera de los ambientes artificiales, haciendo abstinencia de tecnologías, cultivando la oración en la naturaleza, con cobijos en plena naturaleza; si es posible, sólo, siguiendo el ejemplo de Jesús, orando no sólo por nuestros hermanos humanos, sino también por el resto de seres vivos, por la naturaleza sufriente y maltratada, dedicando tiempo a su contemplación silenciosa, íntima y agradecida. ..

¿Cómo cambiar de mentalidad?

La mayor parte de nuestra sociedad vive inmersa en una exterioridad consumista, vacía de sentido, que es destructiva para la naturaleza y tóxica para el alma. El magisterio de la Iglesia está claro: hay que asumir la conversión ecológica con todas las consecuencias –tiene que ver en nuestro estilo de vida y en todos los ámbitos donde tenemos responsabilidades: la alimentación, el vestido, el hogar, el transporte …-. La credibilidad y la paz interior sólo la da un testimonio de vida coherente con los valores que nos sostienen.

Entrevista realizada por Òscar Bardají y Martín por la Hoja Dominical del 13 de noviembre.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...