Mons. Gordo preside la admisión a órdenes sagrados de diez seminaristas

El pasado 24 de septiembre la basílica de la Mercè acogió el rito de admisión a Órdenes de los candidatos diocesanos a la ordenación diaconal

Imágenes: Ramon Ripoll

El pasado 24 de septiembre de 2021, el obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Sergi Gordo, presidió la celebración de la eucaristía en la Basílica de la Merced, donde recibieron la admisión a Órdenes Sagradas diez seminaristas diocesanos: Eduard Mata Grau, Toni Barenys Queralt, Santiago Claret Vidal, Joan Piñol García, Xavier Campmany Arquer, Javier Casals Pich-Aguilera, Guillem Lisicic Lopátegui, David Lucena Peris, Manuel Rodríguez Garrido e Íñigo de Alfonso Mustienes. Bajo el manto de la patrona de Barcelona y acompañados de familiares, amigos, formadores y compañeros del seminario, vivieron este momento como un paso importante por su camino al sacerdocio.

¿Qué es la Admisión a Órdenes?

La Admisión a Órdenes Sagradas es una celebración previa al diaconado que consiste en la bendición solemne de la vocación de los que se están preparando en el Seminario Conciliar. Con este rito el que aspira al diaconado o al presbiterado manifiesta públicamente su voluntad de ofrecerse a Dios y en la Iglesia para ejercer la orden sagrada. Y la Iglesia, en persona del Obispo, al recibir este ofrecimiento, lo elige y lo llama para que se prepare adecuadamente para recibir la orden, y de este modo sea admitido oficialmente entre los candidatos al diaconado. La adscripción entre los candidatos al diaconado no da derecho alguno a recibir la ordenación diaconal. Tan solo es un primer reconocimiento oficial de los signos positivos de la vocación al diaconado, que debe ser confirmado durante los siguientes años de formación.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...