Mn. Peio: «Los abuelos, el calor del hogar»

La parroquia Santa Anna celebra la festividad de San Joaquín y de su patrona, con invitados venidos especialmente para la ocasión

La parroquia de Santa Ana ha celebrado el Día de los Abuelos con una misa multitudinaria que ha contado con la presencia del Padre Angel, venido expresamente de Madrid para la ocasión, Sor Lucía Caram, M. Victoria Molins y el Pare Manel. Todos ellos han acompañado al rector, Mn. Peio Sánchez y los feligreses en este homenaje a las personas mayores que, tal como se ha dicho, «enseñan a los más pequeños la fuerza de la acogida y la ternura de que habla el Evangelio«.

Satisfacción de la patrona

Con todo el templo lleno, la hermana Teresiana M. Victoria Molins a introducido la celebración destacando la satisfacción de Santa Anna al ver la acción social que la parroquia hace a través del Hospital de Campaña. «Santa Anna estará orgullosa que este templo sea el lugar de acogida para todo aquel que venga a curarse aquí». «En esta Iglesia y bajo la protección de la abuela de Jesús -ha continuado Molins- nos sentimos llamados a tener este amor y ternura que los abuelos tienen y manifiestan en favor de sus limpios«.

Mn. Peio, durante la homilía, destacó como entre los pequeños, están de una manera especial los abuelos ya que, después de haber dado todo ellos pasan a ser también necesidades de amor y ternura. Ha resaltado «debemos pensar en el futuro de los que vienen por detrás, pero también tenemos que estar mirando los que han ido por delante, mostrándonos el camino de la fe, la solidaridad y de amarnos unos a otros». «Para la Iglesia son muy importantes los abuelos, ya que gracias a su labor, la presencia de los abuelos da el calor del espíritu en medio del hogar», a añadido.

Por otra parte, tanto el Padre Angel, como el Pare Manel como Sor Lucía Caram han destacado la acción del Hospital de Campaña respecto a los sin techo, como una acción propia del amor que desprende un abuelo, «siempre incondicional». «Ojalá seamos capaces de enseñar lo que los abuelos de Jesús, San Joaquín y Santa Ana, llegaron a amar», ha dicho el Padre Ángel. El P. Manuel, ha mostrado su satisfacción de poder compartir estas «inquietudes y esta manera de entender la Iglesia por parte de la parroquia de Santa Ana, que demuestra» sentido del Evangelio, de la Justicia y la vida » acogiendo los sin techo. «Una acción propia de un abuelo», tal como ha dicho Caram, que ha recordado como la misma acogida que se respira en la casa de los abuelos, rodea Santa Ana que desde el mes febrero.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...