Los «mártires vivos» de Siria

El arzobispo armenio-católico de Alepo pide la oración de todo el mundo para ayudar a los cristianos a no huir del país

Esta semana, desde Rome Reports nos informan sobre la situación que sufren los cristianos de Siria y como a las diferentes localidades afectadas por la tragedia, les cuesta resurgir de sus cenizas. Entre ellas, destaca la ciudad de Alepo, donde después de siete años el conflicto parece no terminar.

«Mártires vivos»

A día de hoy, en Alepo, la guerra se ha cobrado más de medio millón de muertes, hay tres millones de heridos y casi seis millones de refugiados. De los 23 millones de habitantes de Siria, el 70 por ciento vive bajo el umbral de la pobreza. Una situación que comparten cristianos y musulmanes.

El arzobispo armenio-católico de Alepo, Mons. Boutros Marayati, explica cómo muchas personas se han visto obligadas a huir. Define los sirios como «mártires vivos». Monseñor Marayati pide a todos los cristianos su oración para «ayudarles a permanecer en Siria» con el fin de que, tal y como pide el Papa Francisco, no se vacíe Oriente Medio de cristianos.

Aferrados a la convivencia

A pesar de las destrozos ocasionados tanto en la catedral de Alepo, como en la escuela, la reconstrucción de los edificios ya está en marcha. Según el arzobispo, poco a poco van volviendo a la normalidad. «Primero se ha reconstruido la escuela donde por fin, los niños han visto la luz del sol después de 5 años estudiando en un sótano para no ser alcanzados por las explosiones», explica Mons. Boutros.

A pesar de la desgracia de tantos años bajo el humo de la guerra, el arzobispo de Alepo destaca la convivencia entre cristianos ortodoxos, protestantes y católicos y con los musulmanes. «Estamos juntos, vivimos juntos, vamos juntos a la escuela, en la universidad, a los mismos hospitales», explica. «No hay diferencia entre cristianos y musulmanes. Si tienes una necesidad, tu eres mi hermano «, añade.

Oración de todo el mundo

Tal como se explica en el reportaje, en Siria sólo desean una paz que «no sea obra de más bombas y que termine la guerra mundial que se está desarrollando en su tierra». Por ello piden que el mundo no les olvide y ruegue por todos ellos.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...