La Iglesia de Barcelona recupera la tradicional «rogativa» para instar a los fieles a orar unidos por la lluvia

Este 1 de marzo comienza un período de nueve días de oración que culminará con una procesión con Archicofradía del Santo Cristo de la Sangre de la Basílica de Santa María del Pi

A partir de este viernes 1 de marzo, hasta el sábado 9 de marzo, se convoca a Iglesia Archidiocesana de Barcelona a unirse en oración al Santo Cristo de la Sangre para hacer una rogativa de lluvia en el territorio. Se trata de una oración extraordinaria que constará de una procesión con la Devotísima Imagen del Santo Cristo de la Sangre, el día 9, y que irá precedida de una novena, en la capilla de San Miguel de la Basílica de Santa María del Pino
El Secretariado diocesano de cofradías y hermandades, organiza la iniciativa, junto con Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Barcelona, debido a la extrema situación de sequía que el territorio sufre desde los últimos meses. Con esta propuesta se suman a la llamada de los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense quienes instaron a los fieles a intensificar la petición a Dios por la lluvia.
Retrat del Sant Crist de la Sang: ‘Venite Adoremus’ (Arcadi Mas i Fontdevilla, 1852-1934)

La tradición del Santo Cristo de la Sangre

La Archicofradía del Santo Cristo de la Sangre lidera esta rogativa, ya que «históricamente, en Barcelona, el Santo Cristo de la Sangre, junto con Santa Madrona, era el icono más recurrente en las rogativas para pedir lluvia». Así lo afirma el prohombre primero de esta Archicofradía, Jordi Sacasas, según el cual «hay documentadas numerosas rogativas con esta imagen desde el siglo XVI». Sacasas explica que una rogativa era una «oración solemne de súplica motivada por problemáticas o angustias sociales, generalmente asociada a los hechos meteorológicos». Según asegura, la última tuvo lugar en el s. XIX.
«Creo que sacar una devoción tan popular como es San Cristo de la Sangre en procesión, puede motivar a los fieles a sumarse en la oración por la lluvia -explica Jordi Sacasas-. Desde la archicofradía, estamos ilusionados porque se ha recuperado esta tradición de muchos años y esperamos que una a los cristianos en la oración comunitaria favoreciendo a una Iglesia sinodal».

Iglesia junto a la sociedad

También, desde el secretariado diocesano de cofradías y hermandades de la Archidiócesis, el director Manuel Zamora, expone que esta propuesta demuestra «una coherencia con la tradición que existía antiguamente». «Con la sequía tan particular que estamos viviendo, hemos pensado que sería bueno pedirle agua al Santo Cristo, y queremos seguir la forma tradicional siguiendo el mismo recorrido que se hacía antiguamente y con la novena previa».
Asimismo, Zamora destaca que «es una oportunidad para demostrar que la Iglesia está al lado de la sociedad ante la preocupación por la lluvia». No debemos quedarnos al margen, sino hacernos presentes».

Participa en la novena y en la procesión

Con esta propuesta se emplaza a los miembros de las cofradías y hermandades de Archidiócesis de Barcelona, a los costaleros del Santo Cristo ya todos los fieles en general, a participar en este acto de piedad el próximo sábado día 9 de marzo a las 20h. de la noche, justo después de la misa que se celebrará a las 19 h en la Basílica de Santa María del Pi, plaza del Pi,7.
Aparte de la procesión, se hará previamente una novena en la capilla de San Miguel de la Basílica del Pi que empezará el viernes día 1 hasta el viernes día 8 de marzo, todos los días a las 18:45 h, justo antes de la misa que se dirá en la capilla de la Sangre, excepto el domingo que se realizará antes de la misa dominical a las 11:45 h.
¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...