Barcelona acoge el encuentro internacional de Justicia y Paz

La capital catalana recibe más de 50 representantes de 20 países europeos para el seminario "Agua, fuente de vida y derecho humano"

Del 28 al 30 de septiembre, Barcelona acoge el Seminario Internacional «Agua, fuente de vida y derecho humano». Este se enmarca en el encuentro anual de Justicia y Paz y coincide con los actos de celebración del 50 aniversario en Cataluña, por lo que, la capital catalana ha sido elegida como el punto de encuentro. Se calcula que han acudido más de 50 representantes de las comisiones de Europa provenientes de 20 países.

La ceremonia de apertura tuvo lugar en el Colegio Ilustre de Abogados de Barcelona. Contó con la presencia de autoridades y representantes eclesiales, entre las cuales se encontraba el Conseller de Territori y Sostenibilitat de la Generalitat  Damià Calvet y el Cardenal arzobispo de Barcelona Mons. Joan Josep Omella. También, estaban los obispos responsables de la entidad, en Cataluña y en España, Mons. Joan Enric Vives y Mons. Sebastià Taltavull, respectivamente, así como diferentes representantes de los movimientos en Europa.

Eudal Vendrell, el presidente de Justicia y Paz en Barcelona, ​​agradeció la asistencia de todos en la ciudad. Una Barcelona «pionera de grandes iniciativas por la lucha de los derechos humanos». El portavoz en España, Eduard Ibáñez, dio la bienvenida y destacó los 50 años de trabajo que se ha hecho y el empuje para «seguir trabajando en defensa de la paz y la justicia».

Agua como Derecho Humano

La conferencia inaugural fue a cargo del Dr. Jaume Saura. El adjunto general del Síndic de Greuges de Cataluña habló del derecho humano al agua y las políticas internacionales para protegerlo. Denunció que muchos países pobres paguen precios más elevados por el agua que los países ricos. Según dijo, «el agua debería ser gratuita para aquellos que no se la pueden permitir».

Saura criticó que el derecho humano al agua y su saneamiento no aparezcan en el Tratado de Derechos Humanos. Instó a ligar el uso del agua a derechos como la vida, la vivienda, entre otros, que no son posibles sin la existencia del agua. Tal como argumentó: «el derecho humano del agua no es emergente sino que hay que aplicarlo». «Lo que necesitamos hoy en día es que el agua figure como derecho humano en el papel y es un objetivo por el que todos debemos involucrarnos», dijo.

Justicia, paz y creación

El responsable de las comisiones europeas de Justicia y Paz y arzobispo de Luxemburgo, Jean Claude Hollerich, insistió en la necesidad de que, además de la vocación de velar por la justicia y la paz, se instaure definitivamente «la enseñanza de la Iglesia por la integración de la justicia medioambiental». «De esta como nos pide el Papa velamos por: la justicia, la paz y la creación».

Por un mundo mejor

Damià Calvet agradeció que desde entidades como Justicia y Paz se contribuya con el medio ambiente y a gestionar acciones para sensibilizar sobre «la promoción de la cultura del agua para su uso sostenible». Constituye un reto que une la institución civil y eclesial. Según dijo, uno de los objetivos del Govern de la Generalitat  «seguir promoviendo la cultura de ahorro del agua para ayudar a hacer un mundo mejor».

La Iglesia por la justicia

El cardenal Juan José Omella en su intervención apeló a la Laudati Si‘. Hizo una llamada a los cristianos con el fin que «lleven la luz de la esperanza en el mundo tecnocrático dominante». Tal como dijo citando la encíclica: «no hay ecología sin una adecuada antropología».

Respecto a la defensa de la justicia en el mundo, el arzobispo de Barcelona destacó el papel que desempeña la Iglesia. Un rol que lleva a cabo a través de entidades como Justicia y Paz. La Iglesia debe tener como pilares: «la atención a los más pobres», «la defensa de los derechos humanos» y; «La denuncia de las injusticias». Con todos estos se constituye – según el cardenal- la cura para el hogar común.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...