12 DE JUNIO

Inmaculado Corazón de la Virgen María

Celebrada en el día siguiente de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, la devoción al Corazón de María se remonta sobre todo en el siglo XVII, con los escritos de San Juan Eudes. Después de los hechos de Fátima (1917), muchas peticiones -también la de los Misioneros Claretianos, Hijos del Corazón de María- consiguieron que el Papa Pío XII, con el decreto Cultus liturgicus (1942), extendiera el culto a toda Iglesia: «Oh, Virgen y Madre de Dios, yo me entrego como hijo tuyo.»

Me consagro a tu amor materno para que me formes en Jesús. Enséñame a guardar, como tú, la Palabra dentro del corazón hasta transformarme en Evangelio de Dios». (Acto de consagración). «Dirijámonos a María: su corazón inmaculado, corazón de madre, compartió al máximo la compasión de Dios» (Francisco, Homilía, 06/09/2013).