‘Gaudete et Exsultate’, la nueva exhortación apostólica

El Santo Padre llama a la santidad en el contexto contemporáneo para involucrarla a la actualidad de nuestro mundo

El Santo Padre publicará una nueva exhortación apostólica con el nombre de Gaudete te Exsultate. El texto nace con un objetivo muy claro: “hacer resonar el llamamiento a la santidad encarnada en el contexto actual”. El Vaticano ofrece una rueda de prensa para presentar  la exhortación apostólica que consta de cinco capítulos donde se desarrolla el texto del papa Francisco.

El llamado a la santidad

En el primer capítulo el papa Francisco relata la cantidad de personas a salto de mata escondidas a los libros de historia que han sido decisivas para cambiar el mundo.

La santidad es tan diversa como la humanidad

El papa Francisco también se ha referido al papel femenino de santidad “por todas aquellas mujeres santas famosas y también por tantas mujeres desconocidas u olvidadas que han transformado sus comunidades”.

La santidad te mantiene fiel en el más profundo de tú mismo, te libera de la esclavitud

Dos sutiles enemigos de la santidad

El gnosticismo y el pelagianismo son las dos “falsificaciones de la santidad” según el Papa. Los gnósticos miden “la perfección de las personas por la cantidad de datos y conocimientos que acumulan”, en vez de hacerlo por su caridad, Esta “separación del intelecto y la carne” reduce las enseñanzas de Jesús a una “lógica que busca adoctrinarlo todo”.

La verdadera sabiduría cristiana nunca tiene que desconectarse de la misericordia hacia el otro

Con esta afirmación, el papa Francisco afirma que, en definitiva la gracia “no nos hace superhombres de golpe sino que nos toma y nos transforma de manera progresiva”. El Papa anuncia que se tiene que tener cuidado con el hecho de sobre valorar la voluntad humana porque se puede llegar a tener una obsesión por la ley o para mostrar las conquistas sociales o políticas, entre otras muchas cosas. Según el Santo Padre esto “priva al Evangelio de su sencillez y lo reduce a un proyecto sin la obra de la gracia”.

A la luz del maestro

Por el papa Francisco la palabra feliz o bienaventurado es “sinónimo de santo porque expresa que la persona es fiel a Dios”. En su exhortación apostólica describe cada una de sus bienaventuranzas concluyendo cada sección. Algunos ejemplos serían “ser pobre en el corazón, esto es santidad”, “mirar y actuar con misericordia, esto es santidad” o “sembrar la paz a nuestro alrededor, esto es santidad”.

Signos de santidad en el mundo de hoy

El papa remarca en esta exhortación apostólica, cinco grandes “expresiones de amor a Dios y al otro”: La perseverancia, la paciencia y la mansedumbre es el primer punto basado con la fortaleza interior. Alegría y sentido del humor sería el segundo punto donde se afirma que el santo es capaz de irradiar a los otros un espíritu positivo y esperanzado, incluso en los momentos difíciles. El tercer punto es la audacia y el fervor con el evangelización que deja marca en el mundo. El cuarto punto lo encontramos a la comunidad refiriéndose al camino que vivimos en comunidad. Finalmente el quinto punto es la constante oración.

Combate, vigilancia y discernimiento

El papa Francisco en su exhortación apostólica Gaudete te Exsultate afirma que el “camino hacia la santidad es un combate constante con el cual tenemos las armas poderosas que el Señor nos ofrece” estas armas son la fe o la meditación. El Santo Padre explica que la única forma de saber si algo proviene del Espíritu o del diablo es a través del don discernimiento.

El discernimiento es una gracia que requiere la disposición de escuchar

El Papa acaba su exhortación apostólica afirmando que “Dios nos lo pide todo, y también nos lo da todo. Pedimos que el Espíritu Santo infunda en nosotros el intenso anhelo de ser santos y así compartiremos una felicidad que el mundo no nos podrá sacar”.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...