«Evangelizar es volver a la Iglesia primitiva»

José Alberto Barrera Marchessi, director de ALPHA España muestra «Los caminos prácticos de una nueva evangelización» en las terceras conferencias cuaresmales de la basílica de la Purísima Concepció

Las terceras conferencias cuaresmales de la basílica de la Purísima Concepción han acogido a José Alberto Barrera Marchessi, director de ALPHA España con un tema trascendental: La nueva evangelización. “La Iglesia está hecha por los ya cristianos, no sabemos qué hacer para convertir a los que no lo son”. Por eso, Barrera Marchessi muestra «Los caminos prácticos de una nueva evangelización». Uno de estos caminos es volver a “la Iglesia primitiva”. Por el director de ALPHA España no hay nada nuevo, sino que hay que “devolver a la esencia de aquella Iglesia evangelizadora del tiempo de Jesús”.

«El error: dar por supuesto»

“Vivíamos en un mundo cristiano donde no hacía falta una conversión” aseguraba Barrera. “El error está en el hecho que hemos hecho cristianos pero no discípulos, nacemos católicos pero no nos convertimos”. La nueva evangelización no deja de ser, volver en su origen, redescubrir la Iglesia actual. El problema principal es que “nos hemos dejado la fe por el camino porque la dábamos por supuesta” asegura el laico madrileño.

«Evangelizar: siempre se ha hecho y siempre se hará»

“Tenemos que reiniciar el ciclo de la Iglesia primitiva” asegura José Alberto Barrera. “No tenemos que romper la Iglesia sino reiniciarla; así llegaremos en su punto donde todo parece que vuelve a renacer”. Es un momento que el laico ha categorizado “de histórico y único”. Un tiempo de oportunidades, para redescubrir el más profundo de nosotros mismos, que nos hemos dejado en el camino. Así, volver a aquella Iglesia evangelizadora del tiempo de Jesús.

Una Iglesia en salida

Al largo de los siglos la Iglesia católica se ha convertido en una Iglesia de llegada, que acogía a los ya convertidos, a aquellos cristianos de nacimiento. Ahora, tiene que estar “en salida”. “Tenemos que cambiar inercia y darnos cuenta que el problema de la falta de evangelización no está fuera, sino dentro de la misma Iglesia”. Mt.28: «Id por todo el mundo y hacéis discípulos: yendo, bautizando y enseñando». Para el laico “la parroquia es una máquina de hacer discípulos, pero nos hemos olvidado de cómo hacerlo”.

La parroquia del siglo XXI

“Ser una parroquia de primer momento, donde todo gire en torno el primer anuncio”. Para José Alberto Barrera así es la primera premisa para conformar las parroquias como verdaderas comunidades del siglo XXI. Después hace falta que la parroquia sea celular y se estructure en el oikos. “Los primeros cristianos se reunían en las casas, eran comunidades vivas, tenemos que volver al lugar donde la gente se conoce y reza junta, devolver al modelo de comunidad” explica Barrera. “Necesitamos una Iglesia de adultos”, corresponsales en la misión donde hace falta que todo el mundo reme. Por el director de Alpha España hay que “recuperar nuestra esencia y hacer un auténtico camino de catecumenado”. Por otro lado hace falta que seamos “audaces, valientes y creativos”. Se tiene que repensar los “objetivos, las estructuras, los estilos y los métodos”. Según Barrera tiene que cambiar las estructuras para reconfigurar hacia donde ir. Cambiar el estilo, que significa “cambiar aquello accidental sin cambiar el esencial” en otras palabras, no cambiar las cosas, sino la manera de comunicarlas. Los métodos, para llegar a una conversión pastoral que nos llevará a “una nueva Iglesia”.

Finalmente, la clave de todo está en el Espíritu Santo. “Todo es temor hasta que llega y se convierte en el fuego que todo lo arrasa”. Solo faltan tres cosas, según José Alberto Barrera Marchessi: “rezar, creer y el poder del Espíritu Santo”.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...