‘Durero, maestro del Renacimiento’, llega a Barcelona

Los grabados más representativos del artista alemán se distribuyen en tres espacios del centro de la ciudad: El Real Círculo Artístico, la Catedral y el Museo Diocesano

Barcelona abre las puertas a Durero, maestro del Renacimiento, una completa exposición sobre el artista alemán más importante de la Historia. La obra de Alberto Durero llega a la capital catalana con una ambiciosa propuesta museográfica. Desde el 25 de enero hasta el 26 de mayo. Una exposición distribuida simultáneamente en tres de las instituciones culturales más relevantes del centro de la ciudad, el Real Círculo Artístico de Barcelona, la Catedral y el Museo Diocesano de Barcelona.

Durero, maestro del Renacimiento recoge una selección de los grabados más representativos del artista. Desde sus primeras obras anteriores en 1500 hasta su auge ya a principios del siglo XVI. Así, ponen de relieve su maestría y su busca constante de la belleza absoluta. Entre las piezas expuestas, encontramos títulos emblemáticos como el Gran carro triunfal de Maximilià I, Melancolia I o El caballero, la muerte y el diablo. La exposición reúne imágenes de temáticas variadas: grabados religiosos (La Sagrada familia con tres liebres; San Jerónimo al bosque y Santo Eustaqui); pintorescos (Cerdo monstruoso de Landser); mitológicos (Lucha entre Hércules y Caco); alegóricos (Escudo de armas con calavera); y retratos (Willibald Pirckeimer o El cardenal Albert de Brandeburgo), entre otros.

Durero, testigo del paso de la edad mediana al Renacimiento

De hecho, Durero hizo del grabado un arte mayor a principios del siglo XVI. Influenció, con su obra gráfica, todo el arte europeo hasta el día de hoy. Además, la muestra estudia la relevancia del contexto político, social y económico que hizo célebre al artista. En definitiva, ha acabado configurando la Europa actual. La muestra hace hincapié en la influencia de los banqueros y prestamistas alemanes. En las monarquías europeas y en la Iglesia, es decir, en la conformación de la política de Europa y del Nuevo Mundo.

También se destacan aspectos imprescindibles de aquel momento. Como la aparición de la imprenta que revolucionó, entre otras, la técnica del grabado; el peso de la religión en todas las esferas. Así como la pugna entre catolicismo y protestantismo con la aparición de Lutero. En suma, la muestra aborda la historia del viejo continente en el momento en que transitaba del mundo medieval al Renacimiento y el importante papel que en este momento, hace exactamente 500 años, tuvo la ciudad de Barcelona.

Durero, maestro del Renacimiento está impulsada por el Real Círculo Artístico en una gran apuesta expositiva a dos años de cumplir los 140 años de historia. Con esta exposición presenta un firme proyecto de futuro. En este prevalecen sus raíces de promoción, estímulo y apoyo de actividades. Todas relacionadas con el mundo del arte y la cultura. En todas sus disciplinas con el objetivo de convertirse en un referente cultural internacional.

Durero y Barcelona

El 2019 se conmemoran los 500 años de la celebración del XIX Capítulo de Toisón de Oro, convocado por el Emperador Carlos V a la Catedral de Barcelona, el que supuso uno de los acontecimientos de política europea más importantes del momento y que contribuyó al conocimiento internacional de la ciudad. El coro de la Catedral de Barcelona se reformó con este motivo por algunos de los artistas flamencos, alemanes y españoles más importantes de semillas. Es una de las escasas catedrales que ha sabido mantenerlo hasta hoy.

La exposición Durero, maestro del Renacimiento establece un diálogo con la ciudad de Barcelona, puesto que reconoce la conservación hecha del coro de la Catedral, a pesar de los hitos históricos y la necesidad de espacio para la celebración de sucesivos acontecimientos religiosos a lo largo de los últimos 500 años.

500º cumpleaños de las exequias del Emperador Maximiliano

La exposición coincide también con el 500º cumpleaños de las exequias del Emperador Maximiliano a la Catedral de Barcelona. Maximiliano contaba con la colaboración de Durero, el artista alemán más importante del momento, para asegurar la difusión de su imagen e influencia a través de los grabados. Por esta razón dispuso una renta vitalicia de 100 florines anuales para el artista. Igualmente, es clave la influencia que Durero ha ejercido hasta hoy en día en artistas locales de gran relevancia, como es el caso de Josep Maria Subirachs en su obra por la Sagrada Familia, una puerta de las cuales hace referencia exprés al famoso grabado de Durero Melancolía I, presente a la exposición.

Por todo esto, la exposición recuerda los lazos culturales de Durero entre Barcelona y el actual Alemania. Todo durante la época del artista. Lazos que se evidencian ahora con motivo de la muestra. Porque esta cuenta con la colaboración del Museo Casa Durero de Nuremberg y el Museo Fugger y Welser de Augsburgo, en Alemania.

Compra de entradas 

La exposición podrá visitarse desde el 25 de enero hasta el 26 de mayo. Una entrada única que dará acceso en los tres espacios expositivos durante los tres días consecutivos a su primer uso. El precio general de las entradas será de 10 euros (7,5 euros; precio tarifa reducida y grupos) y podrán adquirirse en la página web o a las taquillas de las tres sedes de exhibición.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...