Cine espiritual en Semana Santa

Llegan varias películas en los cines para reflexionar durante estos días en en los valores cristianos

Llegan varias novedades de cine espiritual para reflexionar durante la Semana Santa. Uno los grandes planes para la familia, durante la Semana Santa, es disfrutar de una película. A menudo, en la televisión, se pasan visionados sobre relatos bíblicos y, en el cine, las carteleras se llenan también de temàticas religiosas.

Desde la sección de Cine Espiritual, Mn. Peio Sánchez propone alguno de los estrenos para reflexionar durante estos días desde la gran pantalla.

Pablo el apóstol de Cristo (Andrew Hyatt)

El gran estreno es Pablo el apóstol de Cristo. Según explica Mn. Peio se trata de una nueva adaptación de la historia de este seguidor de Jesús. Concretamente, la historia narra el momento en que Pablo está en la cárcel y Lucas, que lo sostiene, escribirá el Libro del Hecho de los Apóstoles.

En cuanto a la realización, aunque la intención de la trama es buena, la puesta en escena es sencilla y le «falta un poco de tensión dramática», explica el crítico de cine. Aun así, invita a conocer a Jesucristo desde la relación de Pablo con Él y da una visión de la situación histórica del momento, con Nerón como emperador de Roma.

Jaennette (Bruno Dumont)

Por otra parte, destaca la nueva adaptación de Juana de Arco. Esta vez, en formato musical y dirigida por Bruno Dumont. El film penetra en las dimensiones más espirituales de esta chica francesa y en su carácter más intimista.

El relato cuenta la llamada que recibe de Dios, durante su infancia, hasta el despertar que tiene como protectora de Francia.

La última bandera (Richard Linklater)

También, más alejada de la temática religiosa, pero enmarcada en claros valores cristianos, está La última bandera. Se trata de la historia de tres amigos que se conocieron durante el ejército y, al cabo de unos años, se reencuentran, cuando el hijo de uno de ellos muere en la guerra de Irak.

Los tres personajes se enfrentan a un camino de reconciliación con la muerte, explica Mn. Peio. «Se centra en la amistad que une a los seres humanos en los momentos difíciles» y muestra como estos vínculos son clave para hacer frente a lo que más daño hace.

Mi nombre es Te Ata (Nathan Frankowski)

Mi nombre es Te Ata, se trata de un relato basado en hechos reales, sobre una actriz indígena que durante la época del presidente Rosebelt despertó la admiración de los americanos por los indios. Ella, especialista en contar cuentos, con su ternura y buen corazón, será la actriz que llevará la historia de su pueblo a los habitantes de Norte América.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...