Bus Young, a favor de los cristianos sirios

El proyecto de Cáritas Polonia, bendecido por el papa Francisco, quiere transportar los sueños de tres jóvenes sirios que huyeron de su tierra por la guerra

Esta semana desde Rome Reports nos informan sobre el proyecto de Cáritas Polonia y bendecido por el papa Francisco, Bus Young, que quiere transportar los sueños de 3 jóvenes sirios que huyeron de su tierra por la guerra. Quiere ser el vehículo que transporte los sueños y esperanzas porque el conflicto sirio acabe cuanto antes mejor.

Hay muchos muros en el mundo, por eso nosotros creamos puentes, quizás invisibles pero indestructibles

Con estas palabras los responsables del proyecto de Cáritas Polonia, quieren concienciar del sufrimiento de los cristianos sirios perseguidos en su propia tierra.

Refugiados sirios en Polonia

«La guerra… Por mucho que te hable de la guerra nunca te podré definir cómo es de dura. Experimentar este tipo de vida con los combates, las batallas, los tanques a la calle, la gente matándose ante tú… Tenemos que estar agradecidos por todo. Mi mensaje es que ojalá que llegue pronto la paz, para todo el mundo en realidad, porque la guerra es una tragedia», así es cómo ha vivido la guerra el refugiado sirio Bashar Touma.

Bashar estudia en Polonia gracias a una beca de Cáritas Polonia y forma parte de «Bus Young». Esta iniciativa que recorrerá un centenar de ciudades polacas promoviendo el voluntariado entre los jóvenes y buscando ayuda para Siria. Un proyecto que ha tenido un punto de partida mejor del esperado gracias a la bendición del Papa que ya conoce los objetivos de la iniciativa.

«Es muy importante que los cristianos se queden en Siria porque desde hace siglos ha sido la casa de los cristianos y se tienen que quedar. El mundo tiene que tener como objetivo mantener a estas personas en Siria y estar junto a ellos en los momentos difíciles» ha concluido Bashar Touma.

Agradecimiento al Papa

Por otro lado, el refugiado sirio Dani Touma, ha asegurado que «para mí estar con el Papa fue muy impactante y también muy importante porque es una persona muy estimada, a la cual quiere conocer todo el mundo. Poder rezar con él y abrazarlo fue una de las mejores experiencias de mi vida«.

Dani, también refugiado sirio, participa en esta campaña que representa una acción concreta de solidaridad con Siria. Por ejemplo, a través de la generosidad de 17.000 familias polacas que colaboran para mantener a 12.000 familias sirias. Con esta ayuda Cáritas Polonia pretende además transmitir un potente mensaje al mundo.

Bus Young

«Ayudando a estos jóvenes de Siria y con esta iniciativa queremos edificar puentes, no construir muros. Hay muchos muros en el mundo, por eso nosotros creamos puentes, quizás sí, invisibles, pero indestructibles. Allí en Siria lo han destruido todo -las calles, los puentes, las iglesias-. Pero los polacos hemos construido un puente de solidaridad que no se puede destruir porque va de corazón a corazón». Con estas palabras, Marcin Izycki, director de Cáritas Polonia, remarca el significado de ayudar a los jóvenes sirios.

Llamar la atención sobre la situación de los cristianos que sufren persecución. Es otro de los objetivos de esta embajada móvil de la solidaridad. En el minibús además viajará una imagen de la Virgen de Alepo.

Estos jóvenes sirios, ayudados por Cáritas, quieren devolver un poco de la solidaridad. Aquella que ellos mismos han recibido y también ser los mejores embajadores de Siria. Porque nadie olvide que la tierra donde se convirtió San Pablo necesita la paz hoy más que nunca.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...