Debonprofit, por el aprovechamiento de los alimentos

Alimentos reaprovechados, sostenibilidad e inclusión social son los puntos claves de la jornada para no desperdiciar la comida

Fotografías: Marc Bartomeus

Debonprofit. Con este nombre se ha iniciado la jornada sobre el aprovechamiento de alimentos en Europa. El encuentro también ha servido para presentar un nuevo proyecto para reducir el derroche en Barcelona. Debonprofit quiere ser una tienda que se base en alimentos aprovechados y de este modo poder garantizar la sostenibilidad y la inclusión social en Barcelona.

  Expertos europeos

Las intervenciones del público y los aplausos no han faltado en una jornada que también ha contado con expertos europeos que han implantado con éxito proyectas similares al que se quiere hacer en Barcelona.

Uno de ellos es Adam Smith fundador de The Real Junk Food Project, en Reino Unido, una red de iniciativas para eliminar el derroche alimentario basado en el concepto «pay as you feel», que permite pagar el que se sienta por esta comida aprovechada, sea en forma de dinero o de tiempo. Smith ha impulsado la iniciativa sharehouses donde se pueden coger estos alimentos de manera gratuita o al precio que uno escoja. Es una gran iniciativa por todas aquellas personas vulnerables que no pueden comprar los alimentos y también una gran herramienta para concienciar a la sociedad.

Tampoco se ha querido perder esta jornada Eva Schwaiger, directora de LEO+ una red de espacios de Càritas Viena destinados a cubrir necesidades alimentarias, trabajar la autonomía de las personas vulnerables y luchar contra el derroche. Schwaiger ha hablado de su proyecto asegurando que «LEO+ da orientación social una vez a la semana por gente pobre.

 

Somos sólo 15 trabajadores de Cáritas, y apoyamos a más de 1300 familias a la semana

La fila cero

La jornada también ha contado con una fila cero de excelencia donde ha participado el director de Recursos Humanos del Hotel Artes, Jordi Sala, o el autor del libro «Los tomates de verdad sueño feos», Manuel Bruscas, quien asegura que hay que perder este estereotipo de belleza hacia los alimentos. Más tarde se ha procedido al turno de preguntas y aportaciones por parte del público que no ha dudado al decir el que pensaba o resolver sus dudas.

En una jornada para acabar con el derroche no han podido faltar los alimentos aprovechados. Una comida ofrecida por Nutrición sin Fronteras y con el servicio de personas de la Fundación Formación y Trabajo han dejado un buen gusto de boca a todos los asistentes poniendo el punto final a una jornada que da la bienvenida al proyecto debonprofit.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...