Acercar los salmos

Entrevista al Padre Hilari Raguer, autor del libro "Los Salmos presentados por Hilari Raguer"

El lenguaje de los salmos es de un pueblo, de una lengua y de un tiempo muy diferentes del nuestro y por eso hay versículos, y hasta salmos enteros, que de primeras no se entienden. Por eso, hay que asistir a conferencias y leer libros que salven la distancia cultural. El P. Hilari Raguer, OSB, en el libro Los Salmos presentados por Hilari Raguer (Publicaciones de la Abadía de Montserrat) los pone al alcance de todo el mundo y da unos cuántos consejos prácticos. “Una regla de oro sería: cógete los versículos que entiendas y te ayudan a rezar, y ya irás entendiendo los otros”, afirma.

¿Por qué son tan importantes los salmos?

Los salmos son eternos, divinos y a la vez humanos. Como dice un autor judío moderno “todos nacemos con este libro en las entrañas” porque respiran todos los sentimientos que hacen latir el corazón del hombre: la joya y la tristeza, la petición y el agradecimiento, la esperanza y la desesperación, la ilusión e incluso la rabia. Nos cogen por nuestros peores sentimientos y nos convierten a los mejores.

¿Cree que se tendría que recuperar su uso?

Sí. Primitivamente formaban parte de la catequesis elemental, porque la participación en la plegaria de la Iglesia -la Eucaristía y también la Liturgia de las Horas, que es cosa de todo el pueblo- pide saberse de memoria los salmos más importantes y estar familiarizado con todos los otros. Aprendemos las canciones de moda y no tendríamos que aprender los salmos?

¿Por qué dice que el Libro de los Salmos es uno de los mejores libros de toda La Biblia?

Toda La Biblia está llena de plegarias, pero el Libro de los Salmos es solo de plegarias. Cómo dice san Agustín “porque el hombre pudiera alabar Dios dignamente, Dios se alabó él mismo. Esto en un hombre sería vanidad pero en Dios es misericordia”. En este libro, Dios nos pone en el corazón y en los labios las mejores palabras para quién quiere alabarlo, pedirle algo o agradecerle o, simplemente, desfogarse y, como decía Anna, la madre de Samuel, “abocar el corazón ante Dios”.

Entrevista realitzada per Òscar Bardají i Martín per al Full Dominical del 31 de març

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...