25 años del Concilio Provincial Tarraconense

La Dra. Montserrat Coll y Mn. Aureli Ortín presentan el libro “Als 25 anys del Concili Provincial Tarraconense. Amb fidelitat i amb llibertat”

Fotografías: Ramon Ripoll

Se celebran los 25 años del Concilio Provincial Tarraconense. Un momento señalado por los diez obispados con sede en Cataluña. Por eso la Dra. Montserrat Coll y Mn. Aureli Ortín han querido escribir un libro expresando las opiniones de los miembros que participaron. En esta publicación se encuentra qué se acordó en este concilio, qué se ha cumplido y qué cosas hay que mejorar o establecer. Además cuenta con el prólogo del arzobispo primate de Tarragona, Mons. Joan Planellas, que sitúa el Concilio y su convocatoria en su marco y destaca su actualidad.

El Ateneu Universitari Sant Pacià ha acogido la presentación del libro “Als 25 anys del Concili Provincial Tarraconense. Amb fidelitat i llibertat». Un acto presidido por el cardenal Lluís Martínez Sistach y que contó con la participación del obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Sergi Gordo, el decano de la Facultad de Teología de Cataluña, Dr. Joan Torra y, finalmente con el claretiano, Dr. Màxim Muñoz.

25 años del Concilio

“Hace poco más de 25 años los cristianos y cristianas de nuestra tierra fuimos llamados por nuestros obispos a colaborar con ellos en la preparación de un Concilio Provincial”, empezaba diciendo Mn. Aureli Ortín. Para llevar a cabo este concilio, los obispos quisieron consultar los fieles sobre los temas que se tenían que tratar. Después de más de 60.000 respuestas se concretaron cuatro grandes temas que se trataron durante aquellos días y que finalmente, 200 personas acabaron de expresar junto con otras cuestiones que afectaban la Iglesia.

Análisis del Concilio Provincial Tarraconense

Al acercarse los 25 años de su celebración, la Dra. Montserrat Coll y Mn. Aureli Ortín quisieron volver a oír las voces de quienes habían estado presentes. “Pensamos que sería bueno preparar el que ha resultado ser esta publicación que presentamos, y nos propusimos trabajar conjuntamente”, aseguraba Mn. Aureli en la presentación del libro.

“Se trataba de conmemorar los 25 años de nuestro Concilio pidiendo a sus miembros cómo lo vivieron, qué creen que falta para aplicar y qué sugieren hoy para la vida de la Iglesia de las diócesis catalanas”, expresaba la Dra. Coll. Finalmente, consiguieron la respuesta de 67 miembros de entonces.

Puntos positivos y negativos

De estas respuestas, se encuentran algunas de positivas pero también hay algunas de negativas: “Dicen que fue una experiencia eclesial extraordinaria; una responsabilidad y un privilegio; y que les permitió conocer y valorar el conjunto de la Iglesia en Cataluña” aseguraba Montserrat Coll. En cuanto a las respuestas negativas se pueden agrupar en temas muy concretos. “No se ha trabajado bastante en la evangelización y en la revitalización de las comunidades cristianas, ni a favor de los más pobres y marginados. No se ha involucrado bastante los laicos en la vida de la Iglesia, no se ha reconocido como es debido la participación de la mujer y no se han llevado a término las resoluciones sobre los derechos dentro de la Iglesia”, indicaba la autora.

Retos de futuro

Finalmente, hay la esperanza de solucionar los problemas pasados. Mirando al futuro se agruparon dos capítulos: un trabajo interdiocesano y una renovación de la Iglesia. En el primer caso, los miembros del Concilio han pedido “más unidad entre las diócesis catalanas; una convocatoria para poner en común los retos y temas candentes, y dotar de personalidad jurídica la Conferencia Episcopal Tarraconense”. En cuanto a la renovación de la institución los miembros piden “una Iglesia más fiel a Jesús y al Evangelio: misionera, acogedora, liberadora, sencilla y abierta, sinodal, esperanzada y sin miedo”.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...