7 DE MARZO

Santa Perpetua y Santa Felicidad

Eran dos chicas que vivían en Cartago a principios del siglo II. Perpetua era una aristócrata de 22 años, madre de un niño de pecho. Felicidad, una esclava, que dio a luz tres días antes del martirio. Ambas madres fueron arrestadas por ser cristianas y proclamaron con gran valentía su fe en medio del anfiteatro, al ser arrojadas a las fieras y decapitadas. Corría el año 203, bajo el emperador Septimio Severo.