28 DE JULIO

San Pedro Poveda Castroverde, presbítero y mártir

Pedro Poveda Castroverde es el fundador de la Institución Teresiana, una asociación de seglares con el objetivo de trabajar sobre todo en el mundo de la educación y la cultura. Nacido en Linares (Jaén) en 1874, fue ordenado sacerdote en Guadix (1897), donde se dedicó a promover escuelas en los barrios de cuevas de la ciudad. Canónigo de Covadonga, creó academias para la formación cristiana del profesorado, que cristalizarán en dicha Institución en 1911. Estando en Madrid, en 1936, el 28 de agosto fue fusilado por su fe: «soy sacerdote de Cristo «, decía. El proyecto de Poveda contó especialmente con la mujer, impulsándola a actuar en zonas sociales y profesionales a las que, hasta entonces, no había tenido acceso. El movimiento llegó a Barcelona en 1918 con la creación de un centro educativo en la calle Ancha.

También celebramos la fiesta de Santa Catalina Tomás, virgen 

«La santa más mallorquina y la mallorquina más santa». Catalina Tomás nació en Valldemossa, un valle paradisíaco, el 1531. Huérfana de padres, vivió con unos tíos y trabajó con ellos de campesina hasta que a los 21 años entró en el monasterio agustino de Santa Maria Magdalena, donde vivió una vida de oración, de penitencia y de servicio. Se convirtió en consejera de mucha gente, entre otros el obispo Diego de Arnedo, al que animó en la implantación en Mallorca de la renovación pastoral que el Concilio de Trento había promovido. Murió en el año 1574. Aún hoy se conserva la piedra sobre la que acostumbraba a arrodillarse para orar.