24 DE SEPTIEMBRE

Virgen de la Merced

El 10 de agosto de 1218, en la catedral de Barcelona, ​​Pedro Nolasco y un grupo de compañeros toman el hábito de la Orden de la Merced o sea, de la Gracia, de la Misericordia para la redención de cautivos en tierras lejanas. En 1868, la Virgen de la Merced fue declarada patrona del obispado (ahora arzobispado) de Barcelona.

Y el año 2006 fue declarada patrona de la nueva Provincia Eclesiástica de Barcelona, ​​formada por el arzobispado de Barcelona y los obispados de Sant Feliu y Terrassa. «La libertad es un don para que sepamos elegir bien en la vida. María, como buena madre nos enseña» (Francisco). En la girola de la Catedral de Barcelona tiene un altar.

«Que la Virgen dé a los responsables de gobernar acierto en sus decisiones, para que promuevan la justicia, la paz, la libertad y la convivencia pacífica y fraterna. Y que tengan en cuenta en sus actuaciones, de manera especial, los más pobres y necesitados y que trabajen por el bien de todos y no de unos pocos» (Cardenal Omella, 09/24/2020).

  1. San Anatolio, considerado primer obispo de Milán. En Milán, en la Galia Traspadana (margen izquierdo del Po) (s. II).
  2. San Rústico, obispo. Cuando era presbítero en la ciudad de Auvernia, asumió el obispado con gran aplauso del pueblo. En Auvernia, Aquitania (ahora Francia) (s. V).
  3. San Lobo, obispo, que antes había vivido como anacoreta. En Lyon, en la Galia (después de 528).
  4. San Gerardo Sagredo, obispo de la sede de Morisena (ahora Csanad) y mártir. Fue preceptor de san Emerico, príncipe adolescente hijo del rey san Esteban. En una sedición de húngaros paganos murió apedreado cerca del río Danubio. En Pannonia (ahora Hungría) (1046).
  5. Beato Dalmau Moner, sacerdote de la orden de los Predicadores, conocido por su amor a la soledad y al silencio. En Gerona (1341).
  6. Beatos mártires Guillermo Spenser, sacerdote, y Robert Hardesty, condenados a la pena capital y colgados durante el reinado de Isabel I, el primero, por ser sacerdote, y el segundo, por haberle dado hospitalidad. En York, Inglaterra (1589).
  7. Pasión de san Antonio González, sacerdote de la orden de los Predicadores y mártir. Enviado a la nación nipona con otros cinco compañeros, fue encarcelado poco después y martirizado con el tormento del agua, hasta que, enfebrecido, murió antes que los demás, bajo el emperador Tokugawa Yemitsu. En Nagasaki, ciudad de Japón (1637).
  8. San Pacífico de San Severino, sacerdote de la orden de los Hermanos Menores, ilustre por sus penitencias, amor a la soledad y oración ante el Santísimo Sacramento. En San Severino Marche, del Picè, Italia (1721).
  9. Beato Antonio Martín Slomsek, obispo. Tuvo gran dedicación al cultivo de la vida cristiana de las familias y de la institución del clero y la defensa de la unidad de la Iglesia. En Maribor, Eslovenia (1862).
  10. Beata Columba (Juana) Gabriel, abadesa del monasterio de Lviv, en Ucrania. Injustamente calumniada, viajó a Roma, donde vivió pobre y alegre y fundó la Congregación de Hermanas Benedictinas de la Caridad, además de la obra social llamada Casa de la Familia para jóvenes operarias pobres o alejadas de su familia. En Roma (1926).
  11. Beato Josep Raimon Pasqual Ferrer Botella, sacerdote y mártir de la fe en días de persecución religiosa durante la contienda española. En Albalat de la Ribera, comarca valenciana de la Ribera Baixa (1936).
  12. Beato Josep Maria Ferrándiz Hernández, sacerdote y mártir. Coronó el combate de la fe durante la persecución religiosa. En Rotglà y Corberà, comarca valenciana de la Costera (1936).
  13. Beata Encarnación Gil Valls, virgen y mártir. Llevando la luz encendida, caminó vencedora hacia Cristo Esposo. En L’Olleria, comarca valenciana de la Vall d’Albaida (1936).
  14. Beato Josep Raimon Ferragud Girbés, padre de familia y mártir. Víctima por Cristo en la persecución contra la fe cristiana. En Alzira, comarca valenciana de la Ribera Baixa (1936).

Otros: advocaciones marianas, conmemoraciones de congregaciones religiosas, santos y beatos (tradición, costumario…).

Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa: Virgen de Mercè, patrona principal de la Archidiócesis y Provincia Eclesiástica, Sant Feliu y Terrassa.

Si en septiembre no tienes fruta, agosto tiene la culpa.

Si en septiembre no tienes fruta, agosto tiene la culpa.