Se presenta ‘Pesebre 800 años’ fortaleciendo su legado en el territorio

La Federación Catalana de Pesebristas, con el apoyo del Arzobispado de Barcelona, presentan un calendario de actividades para celebrar el 8º centenario del primer pesebre

Este año se celebran los 800 años del primer belén que representó San Francisco de Asís en Greccio, Italia, en el año 1223. Con este hito histórico, hoy se ha presentado la iniciativa Pesebre 800 años, liderada por el Comité Organizador de Cataluña, formado por miembros de la Federación Catalana de Pesebristas y otras entidades del sector, con el apoyo del Arzobispado de Barcelona, los franciscanos y la Catedral de Barcelona. Esta propuesta ha motivado diversas actividades para destacar todas las contribuciones culturales que el belén ha dejado como legado a lo largo de tantos años, convirtiendo al belén en un elemento del patrimonio cultural inmaterial.

La presentación tuvo lugar en el Museo de Historia de Barcelona, donde el presidente de la Federación de Pesebristas de Cataluña, Ramon Alborna, expresó la esperanza de que «estos 800 años refuercen lo que representa el belén en el ámbito de la cultura popular y del patrimonio del territorio». «Queremos que esta efeméride dé a conocer la actividad que se realiza y se promueve a través de los belenes en todas sus representaciones», declaró.

Tres exposiciones principales

Dentro del programa de actividades, Alborna destacó tres exposiciones que encabezarán este octavo centenario. Por un lado, en el Real Círculo Artístico se instalará la XIX Bienal del Pesebre en Cataluña, una muestra de dioramas de las entidades federadas. La segunda exposición será en el Museo de Historia de Barcelona, titulada «Greccio Barcelona, patrimonio cultural e internacional», que habla sobre la relevancia que ha tenido Barcelona en todo lo relacionado con el pesebrismo a nivel internacional. Y finalmente, una tercera exposición se instalará en la Casa dels Entremesos, «Pesebrismo, patrimonio y figuras de belén», sobre los dioramas de maestros pesebristas de las últimas décadas y una exposición de figuras de belén de artesanos catalanes.

A estas exposiciones se suman diversas iniciativas y otras exposiciones distribuidas por todo el territorio. Entre ellas, la que tendrá lugar en el Museo Diocesano de Barcelona, así como los belenes destacados del Museo Marès, la Catedral de Barcelona, el de la Plaza Sant Jaume, entre otros.

«Más que una expresión»

Durante la presentación también intervino Amadeu Carbó, de Patrimonio Inmaterial del Arzobispado de Barcelona, quien destacó la importancia del belén. «Para nosotros, el belén es mucho más que una expresión, ya que contiene en sí el misterio de Dios hecho hombre; esta es para nosotros la dimensión más importante, pero también reconocemos la cultura, la identidad, el arte, el virtuosismo y la técnica que ha sido un legado generación tras generación», dijo.

Carbó citó las palabras del Santo Padre que exhorta a «hacer el pesebre tanto en el ámbito privado como en el público y a recuperar su presencia donde se ha dejado de hacer», reafirmando el compromiso del Arzobispado y de la Catedral de Barcelona de contribuir y participar en el Pesebre 800 años.

En la presentación también intervinieron Àngels Serentill, de la Federación de Pesebres Vivientes de Cataluña, y el presidente de la Federación Internacional de Pesebres, Albert Català, dando apoyo a la iniciativa.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...