Fundación Pere Tarrés pone en marcha ‘Navidad solidaria’ para impulsar programas sociales y educativos para 6.000 niños

El objetivo de estos servicios es que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades que el resto de niños y puedan desarrollarse y crecer de forma positiva

La Fundación Pere Tarrés pone en marcha un año más la campaña «Navidad solidaria». El objetivo es conseguir donativos en beneficio de los cerca de 6.000 niños con dificultades socioeconómicas que la entidad acompaña cada tarde en los 85 centros socioeducativos y centros abiertos que forman parte de su red en toda Cataluña y las Islas Baleares.

La colaboración empresarial e instituciones y de las personas a título particular es clave en la campaña. Los donativos recibidos permitirán desarrollar nuevos programas de acompañamiento educativo y emocional para estos niños que asisten a los centros y también hacer posibles proyectos como la financiación de tratamientos de salud oftalmológica y bucodental que las familias no pueden asumir o la rehabilitación y mejora de algunos de los espacios educativos.

Valoración de 2022

En cuanto a los tratamientos de salud, el año pasado la Fundación Pere Tarrés, con la colaboración de diversas clínicas dentales y gracias a los recursos obtenidos con la campaña solidaria y otros donativos recibidos a lo largo del año, promovió diferentes tratamientos odontológicos para 54 niños. También, con la colaboración de la Fundación Barraquer, realizó revisiones oftalmológicas a 32 niños de Barcelona. Como consecuencia de estas revisiones, 5 niños y niñas recibieron atención clínica y el programa proporcionó gafas a 12 niños.

Durante 2022, también se pudo remodelar y repintar el patio del centro socioeducativo Poblenou de Barcelona, donde los niños realizan deporte y actividades al aire libre, y se pudieron atender las listas de espera de familias que querían acceder a algunos de los centros propios de la Fundació Pere Tarrés. El año pasado, la Fundación también empezó a gestionar un nuevo centro socioeducativo en Sant Adrià del Besòs (el antiguo centro de la disuelta Asociación Juvenil Barnabitas) e incorporó tres nuevos espacios a la red de espacios que coordina (los de la Fundación CEL Barcelona, el Centro las Arenas de Terrassa y la Fundación Privada San Vicente de Paul de Figueres).

Recogida de juguetes para los centros socioeducativos

Aparte de esta acción solidaria, la Fundación Pere Tarrés también pondrá en marcha una segunda campaña específica de recogida de juguetes para niños de familias en situaciones de riesgo social.

Las dificultades económicas generadas en estos últimos años han hecho que muchas de las familias de los centros que gestiona la Fundación se hayan quedado sin recursos para cubrir sus necesidades básicas de higiene y alimentación, y en este contexto comprar regalos en Navidad no es una prioridad . El objetivo de la iniciativa, que lleva por título “Ningún niño sin juguetes”, es que esta Navidad los niños y niñas de los centros socioeducativos puedan disfrutar e ilusionarse con juegos y juguetes como el resto de niños.

Más de 12.000 oportunidades

A lo largo del pasado año, la Fundación otorgó en total 12.065 becas que permitieron que niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad participaran en actividades educativas y de ocio. Una cifra que, además de las ayudas a los 5.998 niños que asisten a uno de los 84 centros socioeducativos citados, incluye también a los 5.669 niños, niñas y jóvenes que participaron en 2022 en actividades de ocio de verano becadas, los 337 becados en colonias escolares y los 21 chicos participantes en el programa de viviendas de inserción laboral para jóvenes migrantes.

En total, la Fundación Pere Tarrés gestiona o apoya a 85 centros socioeducativos diferentes en Cataluña y las Islas Baleares: algunos son propiedad de la Fundación Pere Tarrés, otros son de titularidad pública y los gestiona la Fundación y un tercer grupo son centros privados adheridos a la red de recursos que coordina la entidad. Cada tarde después de la escuela, 5.998 niños y jóvenes asisten a uno de estos espacios. El objetivo es que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades que el resto de niños y niñas y puedan desarrollarse y crecer de forma positiva, a través del refuerzo escolar, las actividades educativas y de ocio, el trabajo de hábitos y el acompañamiento emocional y psicológico.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...