Se cumplen diecisiete años del adiós de la sierva de Dios Rosa Deulofeu

Mn. Felip-Juli Rodríguez: «Rosa fue una gran misionera de la ternura de Dios, una mujer de fe cristiana, de familia y de amistad fiel»

Fotografías: Ramon Ripoll

 

Hace diecisiete años del adiós de delegada de Juventud, Rosa Deulofeu. Cada 7 de enero, desde el año 2004, se celebra una misa exequial en la parroquia San Agustín. Una ceremonia, este año reducida a causa de la pandemia y con ausencias a causa de las restricciones, que han tenido que rendirle homenaje desde la distancia y dónde, según ha asegurado Mn. Felip-Juli Rodríguez en la homilía «esperamos, más adelante, poder celebrar una eucaristía cuando la situación social mejore». La Asociación Rosa Deulofeu ayuda a mantener más viva y actual la memoria de la antigua delegada de juventud, y ahora Sierva de Dios, que murió con solo 45 años.

«Rosa Deulofeu vivió una experiencia de amor con el Señor con toda naturalidad»

Mn. Felip-Juli Rodríguez ha sido el encargado de hacer la homilía de las exequias de Rosa Deulofeu. «El mandamiento por excelencia de Jesús es ‘amaros los unos a los otros como yo os he amado’, por eso Rosa, creemos los que hemos convivido con ella, que ha sido grata en los ojos de Dios. Ella pudo vivir esta experiencia de amor, una relación profunda con el Señor, con toda naturalidad y sin forzar la espiritualidad».

Según explica Mn. Felip-Juli, «Rosa también tuvo el discernimiento de los espíritus para poder afrontar situaciones de acompañamiento de personas e instituciones. Cuando estuvo delante de instituciones tuvo siempre una mirada objetiva para poder llevar a cabo la misión encomendada y poderlo hacer con libertad de espíritu».

Rosa Deulofeu, una mujer de Iglesia con misión

Por otro lado, durante la homilía se rindió homenaje a la delegada de juventud como una gran misionera y una persona de fe. «Rosa fue una gran misionera de la ternura de Dios. Ella vivía esta dimensión misionera desde las entrañas de la misericordia de Dios.  Era una mujer de fe cristiana, de familia y de amistad fiel» ha asegurado Mn. Felip-Juli. «Una mujer de Iglesia con misión, ahora que se habla tanto, ella lo vivía completamente, era una mujer misionera con objetivos al servicio de la Iglesia de Barcelona».

Beatificación de Joan Roig

Este pasado 2020 se ha celebrado la ceremonia de beatificación de Joan Roig Diggle, y habría sido un gran hito para Rosa Deulofeu que fue presidenta de la Asociación de amigos de Joan Roig. Por eso, Mn. Felip-Juli ha pedido la intercesión en la plegaria de cada día de Joan Roig, Rosa Deulofeu y Joan Carrera. «Para mí es una trinidad interesantísima en la dimensión espiritual y pastoral. Tres personas fruto de su tiempo y época que han amado al Señor, han amado la Iglesia y han amado el mundo. El mundo tiene que ser nuestro gran amor»

Finalmente Mn. Felip-Juli Rodríguez ha pedido la intercesión de Rosa Deulofeu, para que «podamos ver pronto su beatificación, pero no olvidemos nunca que el mejor homenaje es que nosotros seamos de Cristo, seamos la Iglesia y vivamos profundamente el don de Dios».

Quién era Rosa Deulofeu

Rosa Deulofeu González (29 de abril de 1959 – 5 de enero de 2004) fue una laica barcelonesa, entregada de manera ejemplar a ayudar y a propagar el mensaje cristiano entre los jóvenes de cualquier condición.

Se dedicó a la educación en el tiempo libre, la formación de monitores y directores de tiempo libre y a la pastoral de juventud. Esta última tarea la realizó como delegada de pastoral de Juventud del Arzobispado de Barcelona, ​​a lo largo de más de 10 años, y también desde el Secretariado Interdiocesano de Juventud de Cataluña y Baleares. Colaboró ​​y participó en varias entidades (Moviment de Centres d’Esplai Cristians, Escola de l’Esplai, Cursillos de Cristiandad, Movimiento Cristiano de Jóvenes, Fundación Escuela Cristiana de Cataluña, Hospitalidad de la Virgen de Lourdes…), colaboró ​​con Ràdio Estel y fue miembro del Concilio Provincial Tarraconense de 1995.

El Arzobispado de Barcelona, en 2009, abrió una causa de beatificación para Rosa, que va siguiendo su curso.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...