Un empresario barcelonés introduce la dirección por misiones en su compañía

Conversamos con Jordi Bolea, fundador de una empresa de ingeniería

Jordi Bolea fundó, hace cerca de 30 años, una empresa de ingeniería que actualmente cuenta con 150 trabajadores. A pesar de que desde fuera podía parecer un proyecto de éxito, Jordi no tenía una vida profesional llena. “A medida que Dios se ha instalado en el centro de mi vida, la necesidad que todas las dimensiones –trascendente, familiar, de amistad…– tengan unidad y sentido ha ido creciente; por lo tanto, necesitaba que Dios también fuera central en mi vida profesional, de forma que todo tuviera esta unidad”, afirma. Hace dos años que ha implantado un cambio de modelo a la empresa: la dirección por misiones, centrada en las personas.

¿Por qué a la empresa le cuesta vivir en coherencia entre lo que creemos y lo que hacemos?

Si creemos de verdad que la empresa es una comunidad de personas que sirve a otras personas en una sociedad de personas, parece evidente que deben ponerse las personas en el centro de toda decisión. Cualquier visión simplificada que mire rendimientos por encima de todo dificulta vivir en coherencia entre lo que creemos y lo que hacemos.

¿Por qué ha mejorado tu vida espiritual?

Conjugar una vida profesional, que tiene un alto componente técnico, con la necesidad de concretar lo que Dios me pedía en este ámbito había llegado a parecerme imposible. Gracias al hecho de implantar la dirección por misiones en la empresa, y a muchas horas de reflexión en equipo sobre el sentido de lo que hacemos, he tenido la posibilidad de sacar a la luz un Dios que, de alguna manera, mantenía oculto por no saber darle salida.

¿Esta crisis nos puede ayudar a mejorar?

Las ocasiones que más nos hacen crecer son precisamente aquellas que no controlamos. Cuando no podemos cambiar las circunstancias exteriores tenemos que aceptar el reto de cambiarnos a nosotros mismos. Como cristianos, siempre estamos en el camino, invitados a crecer. Creo que la vulnerabilidad vivida nos alienta a tener más confianza en Dios. Él nos dará la luz, la fuerza y la gracia para afrontar lo que venga.

Entrevista realizada por Òscar Bardají para el Full Dominical del 24 de mayo

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...