Oración, deporte y fraternidad se unen para celebrar San José, patrón del Seminario

300 personas participan en la Vigilia de oración por las vocaciones convocada conjuntamente por el Secretariado de la Pastoral de Jóvenes, el Seminario Conciliar y el Cardenal Omella

Fotografías: Agustí Codinach y Seminario de Barcelona

Oración, deporte y fraternidad. Un año más, la fiesta de San José se ha celebrado con estos tres aspectos de base en el Seminario Conciliar de Barcelona, donde formadores, seminaristas, religiosos y laicos se han encontrado para orar por el Santo y por las vocaciones. Este año, con «más participación y movimiento», destaca el párroco del Seminario de Barcelona, Mn. Salvador Bacardit, quien se muestra satisfecho del recibimiento que han tenido los diferentes actos con los que se ha celebrado la solemnidad del patrón del Seminario.

Vigilia por las vocaciones

Calentando motores de cara al 19 de marzo, día de San José, el Seminario convocó el 16 de marzo, junto al Secretariado de Pastoral con Jóvenes una Vigilia de oración por las vocaciones, apoyado también por el arzobispo de Barcelona, Card. Juan José Omella. La convocatoria conjunta con los jóvenes ha sido una iniciativa de este año que, tal y como explica el rector, ha incentivado en gran medida la asistencia y la participación.

Se unieron alrededor de 300 personas. Entre ellos, el propio Cardenal Omella que presidió, acompañado del párroco del Seminario, Mn. Salvador Bacardit, así como del director del Secretariado por los jóvenes, Mn. Carlos Bosch.

Antes de empezar la exposición del Santísimo, Andreu Salinas, seminarista que se ordena este sábado 23 de marzo, explicó su testimonio de conversión y vocación que dio paso al inicio de la Vigilia.

«Aquí nos tenéis, Señor, ante el Misterio de Vuestra presencia entre nosotros. Sin sacerdotes no hay Eucaristía, sin sacerdotes Vuestra promesa de permanecer hasta el fin del mundo entre los suyos parece desvanecerse…» Con estas palabras el Arzobispo de Barcelona que leyó algunos fragmentos del Evangelio con relación en la vocación, expuso su oración por el futuro del sacerdocio. En la misma línea, varios seminaristas intervinieron citando a santos, subrayando también el tema vocacional.

Al final, intervino Mn. Jordi Domènech, responsable de la Red de Oración por las Vocaciones, presentada el pasado mes de septiembre y promovida por el Cardenal Omella. Recordó el propósito de esta iniciativa de acompañar a los jóvenes y aquellos que lo necesiten en el discernimiento e inquietudes en torno a la vocación sacerdotal. A continuación, el párroco del Seminario agradeció la participación por parte de todos e invitó a cerrar el encuentro en el patio del claustro, donde se presentó el nuevo vídeo para promocionar la vocación sacerdotal.

Competición deportiva y celebración con los seminarios de Cataluña

Bien equipados, con agua y una con una buena actitud, dispuesta a disfrutar con competitividad y fraternidad del deporte. Así se encontraban los seminaristas de Terrassa y de Barcelona y Sant Feliu, concentrados en las instalaciones del Colegio Xal·loc de L’Hospitalet, donde se disputaron la competición tradicional de fútbol 7. También, como novedad, se añadió una competición de pádel disputada por parejas formadas entre los dos seminarios.

La competición de fútbol se disputó entre el equipo formado por los seminaristas de Terrassa y, los de Barcelona y Sant Feliu, donde se añadió un gerundense del Interdiocesano. Tras un toma y daca continuada, y mucho esfuerzo, la victoria fue para el equipo de Terrassa donde los seminaristas Pedro Serra, Edu Cameron, Quique Amat y Pau Ferrer consiguieron cuatro disparos a portería superando los tres goles de los de Barcelona, dos de ellos de Javi Casals y el otro, de Armand Kamnang. Aunque la victoria futbolística fue por los tarrasenses, en pádel quedaron en el pódium la pareja de los barceloneses Raül Tornavacas y Víctor Milla.

Los seminaristas del Seminario Interdiocesano se unieron a la jornada, después de la competición deportiva. Fue por la tarde, cuando tuvo lugar la misa celebrada con los tres seminarios, que este año acogió a Barcelona y presidió Mons. Salvador Cristau, obispo de Terrassa y responsable del ámbito de seminarios y vocaciones de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Concelebrando, destacaban los tres rectores de los seminarios Interdiocesano, de Terrassa y de Barcelona y Sant Feliu, Mn. Pedro Oliva, Mn Joan Hernández y Mn. Salvador Bacardit, respectivamente, así como a los formadores y directores espirituales del Seminario de Barcelona.

La fiesta de Sant Josep cerró después de una cena donde se unieron toda la comitiva y en la que tuvo lugar la entrega de los premios de los ganadores de las dos competiciones deportivas y del mejor jugador, Javi Casals.

«Vivir la hermandad que queremos en el ministerio sacerdotal»

«Es un día especial porque es el patrón de los seminarios y nos recuerda lo que nos pide Papa Francisco en la carta Patris Corde, cuando menciona este corazón de Padre al que estamos llamados nosotros a vivir como futuros sacerdotes» así lo dice Armand Kamnang, uno de los goleadores de la competición el cual muestra su satisfacción por cómo se ha desarrollado toda la celebración en torno a San José. «Esta jornada, nos permite vivir la hermandad que esperamos seguir viviendo en el ministerio sacerdotal», explica.

En la misma línea, el seminarista Luis Jaureguizar destaca especialmente «el gozo y cómo remueve» ver la capilla del seminario llena de jóvenes y de personas que se entregan al Señor. «Es una fiesta para contagiar las vocaciones a ese gran Santo. Es un momento de contagiar los tres seminarios y todas las vocaciones, para renovar la entrega al sacerdocio y pedir a Sant Josep por las nuevas vocaciones», añade.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...