Mons. Vilanova preside la Eucaristía en el Seminario Mayor Interdiocesano

El obispo Javier celebra una misa con los seminaristas, que hasta hace poco tutorizaba, y el equipo de formadores del Seminario Mayor Interdiocesano

Fotografía: Seminario Mayor Interdiocesano

Este 20 de enero, en la fiesta de san Sebastián mártir, el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Javier Vilanova Pellissa celebró su primera eucaristía episcopal en el Seminario Mayor Interdiocesano, del que fue director espiritual y rector. En la Capilla del Seminario, presidió una solemne Eucaristía con los seminaristas y concelebró con el equipo de formadores: Mn. Armand Puig, Mn. Gabriel Casanovas y Mn. Jaume Gené.

Acción de gracias

Era la primera celebración que presidía como obispo en la capilla, después de recibir la ordenación episcopal el 20 de diciembre, en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona. Había sido nombrado el 6 de octubre por el papa Francisco obispo titular de Empúries y auxiliar de la Archidiócesis de Barcelona. En la homilía, el obispo ofreció una acción de gracias por los años pasados ​​en el Seminario Interdiocesano. Sobre todo, por todos los seminaristas, sacerdotes y laicos que esta experiencia como rector le había dado la oportunidad de conocer. En sus palabras, animó a los seminaristas, que hasta hace unos meses tutorizado, a continuar con valentía y gozo el camino del servicio a Cristo ya los hermanos.

Todos los seminaristas pudieron celebrar la fiesta con alegría. Por otra parte, el Seminario Mayor Interdiocesano le regaló una original «crismera» para contener el Santo Crisma que el obispo utiliza en muchos momentos de su ministerio episcopal. Está realizada por el orfebre Manuel Capdevila, y lleva grabado el lema episcopal del obispo Javier «In aeternum misericordia eius» (eterna su misericordia).

Sobre el obispo Vilanova

El obispo Javier nació en La Fatarella, Tarragona, el 23 de septiembre de 1973, y fue ordenado sacerdote de Tortosa el 22 de noviembre de 1998. Desde 2016 era Director espiritual del Seminario Mayor Interdiocesano, residiendo en Barcelona, ​​y desde el 2018 pasó a ser el Rector. En Tortosa había sido rector del Seminario Diocesano, delegado diocesano de Catequesis y de Pastoral Vocacional y miembro de Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores. También había sido rector de varias parroquias. En 2016 fue nombrado misionero de la Misericordia por el papa Francisco. También colabora habitualmente con la asociación católica Comunidad del Cenáculo, que acoge a personas que sufren drogadicciones.

Fuentes: Conferència Episcopal Tarraconense y Seminari Major Interdiocesà

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...