Los Misioneros Claretianos celebran el Encuentro Familiar de Pascua

Se ha impartido una dinámica sobre el mundo del circo dividida por grupos de edad, un taller-itinerario para adultos y una guerra de agua para todos los participantes

Fotografía: Misioneros Claretianos

Este domingo 11 de junio se ha celebrado el Encuentro Familiar de Pascua. El encuentro se hizo en la escuela Antoni M. Claret de las Misioneras Claretianas de Cornellà de Llobregat con el lema «Yo puedo, tú puedes… todos podemos hacer un mundo mejor«.

En cada curso un grupo de familias convocan tres retiros familiares: por Adviento, Cuaresma y Pascua. Una experiencia que comenzó en Vic hace veinte años y que ahora organizan familias procedentes de diversas parroquias y movimientos de diversos lugares de Cataluña con el acompañamiento de los Misioneros Claretianos. El encuentro es un espacio de retiro y silencio para los padres vivido en familia y un día de convivencia con padres e hijos de varias familias.

Esta edición del receso de Pascua partió de una dinámica alrededor del circo. En el pueblo de Caresllargues, donde todo el mundo es triste y aburrido, la visita de un circo lo convierte en Pagalapena donde la gente encomienda alegría y entusiasmo a las poblaciones vecinas.

Para lograr el cambio los «habitantes» se distribuyeron en grupos de edad. Los más pequeños trabajaron el cuento de «La luz en el país de la noche» y prepararon una cruz con banda fosforescente sobre una cartulina negra decorada con pegatinas. Así, por la noche y en momentos de oscuridad, podemos descubrir que Jesús sigue siendo, iluminando el camino.

Los adolescentes analizaron algunas de las estrategias que seguía a Jesús para alegrar sus, y a partir de ahí poder descubrir cómo podían imitarlo en su día a día. Pequeños y adolescentes prepararon números de circo para contagiar la alegría a los pueblos vecinos.

Los adultos hicieron un taller-itinerario titulado «Hacia la coherencia personal. Un camino de conversión y libertad»: un ejercicio de revisión de vida en silencio que terminó con una enriquecedora puesta en común de todos los participantes.

También hubo el momento lúdico con una guerra de agua para remojar todos los participantes con globos, pistolas y cubos en los patios de la escuela.

Por la tarde se cerró el eje de animación y se finalizó la jornada con la celebración de la Eucaristía presidida por el padre Máximo Muñoz.

El próximo Encuentro Familiar se hará por Adviento el día 3 de diciembre de 2017.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...