«Querida Amazonia», los siete puntos clave

La exhortación apostólica postsinodal recoge muchos temas fundamentales para la región panamazónica y para toda la Iglesia

Además de resolver la cuestión del celibato sacerdotal sin abrir la puerta a la ordenación de hombres casados, la exhortación “Querida Amazonia” recoge muchos otros temas importantes para la región y para toda la Iglesia.

Anunciar el Evangelio

El Papa insiste en que los sacramentos deben ser accesibles y lamenta que la presencia de la Iglesia en región del Amazonas no sea suficiente, según publica Rome Reports. Por ello, invita a reforzar el papel de los laicos antes que impulsar el sacerdocio de hombres casados o clericalizar el papel de la mujer con el diaconado femenino. “La respuesta del sínodo y de la exhortación apostólica es ver la gama de posibilidades. La gama de potencialidades que hasta ahora no hemos aprovechado. Y, sobre todo, estimular a los obispos a mandar misioneros a la región, fomentar la formación de diáconos y favorecer el desarrollo de otros ministerios que hacen más presente la Iglesia entre los pueblos. Y también en las regiones más remotas”, afirma el cardenal Michael Czerny. 

“Querida Amazonia” subraya que los pueblos del Amazonas tienen derecho a que se les anuncie el Evangelio. Dice que de no hacerlo, “cada estructura eclesial se convertirá en una ONG más”, añade el papa Francisco.

Inculturación

Francisco es claro y pide no calificar como “superstición o paganismo algunas expresiones religiosas que surgen espontáneamente de la vida de los pueblos”. Dice que “es posible recoger de un símbolo indígena sin calificarlo necesariamente de idolatría”. Pide evitar colonizar culturalmente la región “sino ayudar a que ella misma saque lo mejor de sí”. Por eso, insiste en no caer en estereotipos y “evitar generalizaciones injustas, discursos simplistas o conclusiones hechas solo a partir de nuestras propias estructuras mentales y experiencias”.

El Secretario Ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica, Mauricio López, advierte que «una primera cosa es desfolclorizar. Hay toda una idea de los pueblos originarios como si hubieran permanecido sin cambio ninguno desde siglos atrás. Son comunidades vivas, activas, que tienen propuestas propias”.

Por otro lado, el Papa invita a estos pueblos a protegerse de una invasión cultural, pero sin caer en “un indigenismo completamente cerrado” “que se niegue a toda forma de mestizaje”.

Protección normativa

El Papa Francisco califica de “injusticia y crimen” las iniciativas, “nacionales o internacionales, que dañan la Amazonia y no respetan el derecho de los pueblos originarios al territorio y a su demarcación”.

“¿Todavía quieren hacerse con más tierra? Teníamos mucha, pero ahora tenemos poca y todavía quieren quitarnos más. Nos quieren quitar la tierra y matarnos”, denuncia una ciudadana, Sheta Marubo.

La misionera laica, Dominik Szkatula se queja de que Los gobiernos de turno del Perú consideran a estas poblaciones como mal necesario, como poblaciones de segunda categoría, abandonadas en un territorio que hay que explotar, para ellos son gente que no está preparada, que no es hábil”. Por eso, la misionera pide una normativa que ponga “límites y asegure la protección de los ecosistemas” de la codicia de “los enormes intereses económicos internacionales”. Dice que la solución no pasa por la “internacionalización de la Amazonia”.

Ecosistema y modelo de consumo

A nivel individual, el Papa propone a todos un cambio en el estilo de vida y en los modelos de consumo. Invita a aprender de los pueblos indígenas “a contemplar” porque, en muchas ocasiones, está atrofiado “el sentido estético y contemplativo que Dios puso en nosotros”. “Querida Amazonia” recuerda que cuidar de los pueblos amazónicos no se puede separar del cuidado de su ecosistema. Advierte que, de seguir por este camino, se destruirá “la vida y la hermosura” de la Amazonia, “aunque muchos quieran seguir creyendo que no pasa nada”.  Francisco invita a escuchar la sabiduría indígena que “inspira el cuidado y el respeto por la creación, prohibiendo su abuso”.

Control de las inversiones de la Iglesia

El Papa desea que la Iglesia esté a la vanguardia de la custodia de los valores y estilo de vida amazónicos. Y quiere que lo haga con total transparencia. Por eso pide “prestar una especial atención a la procedencia de donaciones” así como “a las inversiones realizadas por las instituciones cristianas”.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

28 febrero, 2020
La Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española organiza esta jornada