La alegría más grande del mundo

La Jordina Fabrés cuenta su experiencia con la naprotecnologia, un método para encontrar la causa de la infertilidad en el matrimonio

Jordina y Venancio hacía siete años que deseaban la llegada de un hijo. Aunque a veces perdían la esperanza, la confianza en Dios nunca la perdieron. Y, finalmente, Dios les hizo el regalo de poder conocer la naprotecnologia. Gracias a ella encontraron la causa de la infertilidad… y llegó Marc, que ya tiene un año. Jordina Fabrés y Venancio Carrión, padres de Marc, pertenecen al movimiento de Schoenstatt. Ambos son máster en Pastoral Familiar por el Instituto Juan Pablo II.

¿Cómo hicisteis vivir un embarazo tan deseado?

Lo vivimos con un agradecimiento muy grande a Dios; nunca habíamos perdido del todo la esperanza. Dios siempre nos ha escuchado, pero los tiempos de Dios no son nuestros. Nuestro agradecimiento a Dios no tiene límite. Nosotros siempre decimos que la fecundidad más grande no es tener nuestro hijo Marc, sino poder dar a conocer la naprotecnologia.

¿En qué consiste este método?

La naprotecnologia es una ciencia médica que ayuda a encontrar las causas de la infertilidad. Trabaja con el modelo Creighton, un método natural que estudia el ciclo fértil de la mujer. La naprotecnologia estudia el matrimonio, tanto el marido como la mujer. No te promete hijos; se compromete a encontrar las causas de la infertilidad en el matrimonio. Y, si Dios quiere, los hijos vendrán.

¿Por qué es un método aceptado por la Iglesia?

La naprotecnologia nace del Instituto Pablo VI, en EEUU. Se denomina de ecología humana, porque no daña el amor matrimonial, sino que la fortalece. Todas las pruebas se hacen dentro de la relación matrimonial. El Modelo Creighton ayuda al diálogo entre el matrimonio, y el matrimonio crece en su amor, vengan los hijos o no. Se hace un estudio al hombre y a la mujer para encontrar las causas de la infertilidad y repararlas.

Entrevista realizada por Òscar Bardají Martín para el Full Dominical del 7 de enero

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...