El cardenal Tagle visita Barcelona para celebrar ‘Sent la Creu’

El presidente de ‘Catitas Internationalis’ y arzobispo emérito de Manila (Filipinas) también se reúne con más de mil personas para hablar del acompañamiento de las nuevas generaciones en la fe y en los valores cristianos

Portada: Dr. Guillermo Simón / Fotografies: Arzobispado de Barcelona
El cardenal Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, presidente de Caritas Internationalis y arzobispo emérito de Manila (Filipinas), ha visitado Barcelona este fin de semana en el marco del 500 aniversario de la Evangelización de Filipinas. Este pasado sábado 5 de marzo el cardenal Tagle ha pronunciado la conferencia «Acoger y acompañar a las nuevas generaciones» en el Auditorio Fórum CCIB, con la participación de cerca de mil personas. La visita en Barcelona llegó a su fin con la basílica Sagrada Familia como escenario, el pasado domingo 6 de marzo, para celebrar la sexta edición de la celebración Sent la Creu junto con el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella.

El acto del pasado 5 de marzo fue presidido por Mons. Javier Vilanova, obispo auxiliar de Barcelona, por delegación del cardenal Juan José Omella, que acompañaba al nuevo obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño en la ceremonia de inicio de su ministerio episcopal. También estuvieron presentes el arzobispo Joan-Enric Vives, obispo de Urgell; Mons. Salvador Giménez, obispo de Lleida; Mons. Salvador Cristau, obispo de Terrassa; y Mn. Carlos Bosch, el director del Secretariado de Pastoral con Jóvenes del Arzobispado de Barcelona.

Entre las autoridades civiles presentes, han asistido, tanto en la conferencia como en el Sent la Creu, el embajador de Filipinas, Excmo. Sr. Philippe Lhuillier y la cónsul general de Filipinas, Hble. Sra. Matia Theresa S.M Lázato. También han estado presentes en la conferencia del 5 de marzo autoridades de la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona, así como de las entidades organizadoras: Cáritas Diocesana de Barcelona y Fundación Escuela Cristiana de Cataluña.

Conferencia «Acoger y acompañado a las nuevas generaciones»
El periodista de Ràdio Estel, Pol Marsà, ha presentado el acto que se ha iniciado con la conferencia del ponente. El cardenal Tagle ha tratado la cuestión de la acogida y el acompañamiento de jóvenes siguiendo, como hilo conductor de su discurso, los resultados de una encuesta realizada por la Fundación Gravissimum Educationis sobre los principales retos con los que se encuentran los jóvenes en la actualidad.

Una generación, según ha explicado, que está desarrollando un «sentimiento de autosuficiencia» y, como consecuencia de las redes sociales, está cayendo en el individualismo y la despreocupación por los demás. Sin embargo, ha presentado este escenario con una mirada positiva, viéndolo como una oportunidad para acoger y acompañar aún más a unos jóvenes que cada vez se sienten más solos.

Asimismo, el Cardenal Tagle ha apelado a una Iglesia que siga e imite la figura de Jesús: «Compartir a Jesús es compartir la bondad, la misericordia, la justicia y la verdad de Dios presente en Jesús […] (en Él) se aprende que no podemos descubrir nuestro verdadero yo por aislamiento, sino sólo en relación con Dios.  […] Aquellos que no se sentían acogidos en la sociedad encontraron en Jesús un hermano acogedor».

¿Y cuál es la actitud que debe tener la Iglesia? Ha planteado el arzobispo emérito de Filipinas antes de terminar la primera parte de la conferencia. Uno de las sugerencias ha sido que los líderes eclesiásticos sean personas dispuestas a «escuchar, de fácil acceso, disponibles y orientadas a las relaciones».

En relación a la guerra de Ucrania, el prelado filipino ha afirmado que el conjunto de la Iglesia está triste por este conflicto violento, pero también por todos los conflictos olvidados que hay en todo el mundo. En este sentido, ha querido poner en valor la tarea de la Iglesia, voluntarios y trabajadores de Cáritas que actúan en Ucrania, acompañando a las personas que viven las consecuencias de la guerra, especialmente los más vulnerables. «Los niños, los ancianos o los enfermos son los grandes olvidados en cualquier conflicto, y tenemos que tenerlos muy presentes. Cáritas muestra el rostro del amor, con humildad, pero también con orgullo. No pregunta de dónde vienes, de qué trabajas o qué piensas, sino que ayuda sin pedir nada a cambio», ha indicado.

El prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha constatado que las personas que toman decisiones viven lejos de las experiencias de los más vulnerables y los ha animado a estar más cerca de la gente. Asimismo, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que se preocupe por todos los conflictos del mundo, y no solo por los que tenemos más cerca. Citando las palabras del papa Francisco, ha pedido descubrir la fraternidad. «Todos somos la misma familia, independientemente de dónde hayamos nacido o en qué creamos».

Al final del evento, se ha abierto un tiempo de diálogo del ponente con representantes de las entidades organizadoras: Cáritas Cataluña, Secretariado de Pastoral con jóvenes del Arzobispado de Barcelona y Fundación Escuela Cristiana de Cataluña, que han podido trasladar sus dudas al ponente. El cardenal Tagle también ha tenido palabras de felicitación para Cáritas Española por su 75 aniversario, siempre trabajando a favor de los más vulnerables en el conjunto del Estado español.

Sent la Creu de Filipinas

Cada año se celebra con el inicio de Cuaresma la llegada de una cruz venida de alguna región mundial en conflicto o en la que existe persecución religiosa; se trata de una iniciativa organizada por los jóvenes de la diócesis. El acto Sent la Creu se concreta en una veneración a la cruz seguida de una misa, este año presidida por el cardenal Omella y por el cardenal Tagle.

En esta nueva edición ha acompañado la celebración eucarística una réplica de la cruz de Magallanes, de Cebú (Filipinas), que simboliza la llegada del cristianismo al archipiélago filipino ahora hace 500 años. Una cruz que, tal como ha explicado el cardenal Tagle «marca el inicio de la fe en Jesús en Filipinas, una fuente de esperanza para muchos filipinos». Así, el arzobispo emérito de Manila ha concluido la homilía de la misa remarcando la importancia de aceptar las cruces: «nuestras cruces, si las abrazamos, se convierten en puentes de fraternidad y solidaridad con todas aquellas personas que también cargan las suyas».

Más de 1.600 personas han participado de la Eucaristía. Además, el acto ha sido acompañado con más de 150 voces de una docena de corales de jóvenes de la diócesis de Barcelona.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...