Cretas dedica una plaza al Cardenal Omella

El arzobispo de Barcelona visita su pueblo natal por la reapertura e inauguración de la iglesia y el homenaje de su nueva plaza

El cardenal arzobispo de Barcelona Joan Josep Omella ha visitado este fin de semana su pueblo natal de Cretas con motivo del homenaje que le han hecho los cretenses bautizando la plaza de la iglesia, de esta localidad de Matarraña (Teruel), con el su nombre. El reconocimiento coincidía con reapertura e inauguración de la iglesia de la Asunción, cerrada durante dos años y medio por reformas.

Inauguración de la Iglesia

El arzobispo presidió la celebración de inauguración, acompañado del arzobispo de Zaragoza, Mons. Vicente Jiménez, y del rector del pueblo. Todo el templo estaba lleno por los cretenses, los cuales ya fuera desde las escaleras, de pie al final del templo o desde los laterales siguieron la celebración. Entre los asistentes, a primera fila estaba el alcalde, Fernando Javier Campos, sentado con las autoridades y al lado, la familia del cardenal, reunida para la ocasión.

Omella, durante la homilía dio las gracias a los que han hecho posible la rehabilitación de la Iglesia, el núcleo del pueblo donde vive con amor y fraternidad la fe. «La iglesia es lo que ha cohesionado nuestra vida, porque aquí cabemos todos, de un pensamiento u otro, de una edad u otra, pero todos nos sentimos acogidos en esta casa, porque es la casa de Dios y la casa de la fraternidad de los hermanos «, dijo el cardenal.

Referente a la fe que se transmite en la iglesia, dijo que había que fortalecerla actuando como misioneros de tres maneras: siendo santos, viviendo esperanzados en Dios y actuando con honradez y coherencia.

Dedicación de la plaza

Seguidamente a la procesión de salida y con la plaza llena hasta la bandera, el alcalde descubrió la placa con el nombre del cardenal Juan José Omella. Que desde ese momento da nombre a la plaza de la Iglesia. Tal como dijo el alcalde, una plaza dedicada uno de los «mejores embajadores de Cretas», que «allí donde lleva el nombre del pueblo», lo nombra y hace difusión.

Los vecinos del pueblo dedicaron una jota al cardenal por la nueva plaza y éste agradeció el homenaje a su pueblo, un lugar «encantador», «donde nació y creció, y al quiere». También, destacó la alegría y la fraternidad con que se vive, así como, las raíces cristianas que, a día de hoy, conserva y transmite.

Todos terminaron la celebración comiendo juntos en el centro polideportivo de Cretas donde se agruparon alrededor de unas trescientas personas en fraternidad.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...