Comienza la Semana de la Oración por la Unidad de los Cristianos

El obispo Sergi Gordo preside por primera vez la celebración ecuménica recordando que "somos peregrinos de la unidad llamados a dar testimonio, personal y comunitario en el mundo de hoy"

Como cada año, este 18 de enero ha tenido lugar el inicio de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, en la Catedral de Barcelona, que estará presente hasta el 25 de enero. Se trata de la tradicional Celebración Ecuménica, que este año por primera vez presidió el obispo auxiliar Mn. Sergi Gordo, con los representantes de las diferentes confesiones cristianas, entre ellas, la comunidad ortodoxa rumana, serbia, armenia, rusa y del Patriarcado de Constantinopla, de una rama del anglicanismo, y de pastores protestantes, entre ellos de la Iglesia Evangélica de Cataluña, del Consejo Evangélico de Cataluña o la Iglesia Hillsong.

Celebración

La celebración, que tuvo lugar en la Catedral de Barcelona, la introdujo el responsable de la delegación de Ecumenismo, Mons. Jaume González Agàpito. Después de hacer un repaso de los actos y sucesos más relevantes de 2017, recordó el objetivo de la celebración, que pretende examinar, ante el Señor Jesús, si nuestro comportamiento, como personas, comunidades e iglesias es realmente es evangélico y fiel al querer de Dios». También, presentó el 2018 como un» año de cambios y buenos propósitos», que llevará como lema: «Su diestra, Señor, es magnífica en poder «(Ex 15,6). Según el delegado, esta consigna quiere ser «la afirmación de la dignidad humana, del todo inalienable pero que a menudo se ve oscurecida por el pecado». «la Acción de Dios hacia la libertad», dijo.

En señal de diversidad, participaron cada uno de los representantes en diferentes momentos de la oración, que constó de la Palabra, varias oraciones, y el momento más solemne, en cuanto se dieron el «abrazo de Paz». El Evangelio se proclamó en Catalán y Griego, y fue cantado por el archimandrita de la parroquia ortodoxa y Griega, como detalle para contribuir en la unión de los cristianos, cristianos diferentes, pero todos encarados hacia el Señor.

«Somos peregrinos de la unidad»

Durante la homilía, Mons. Sergi Gordo recordó a los presentes, representantes de las diferentes confesiones, como «nos une la fe en Jesucristo, Señor y Salvador, y nos separan unos hechos del pasado», algunos de los cuales recordados recientemente conel quinto centenario de la del inicio de la reforma de Martín Luther. Sin embargo, recordó las palabras de San Pablo a los Corintios: «Hermanos, por el nombre de Jesucristo, nuestro Señor, te pido que vaya de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes». En esta línea, el obispo Gordo destacó el objetivo de «hacer visible la cercanía de Dios desde la unidad y el amor». «No precisamente con la sabiduría de las palabras, – continuó el obispo- sino también, con el testimonio de una vida entregada a la causa del Reino «.

Mons. Gordo aseguró como con la celebración y la práctica del «ecumenismo espiritual nos acerca y hace posible el caminar juntos, como cristianos y cristianas, buscando compartir un mismo camino con Jesús y el Evangelio». «Somos peregrinos de la unidad y estamos llamados a dar testimonio, personal y comunitario, de Jesús y del Evangelio en el mundo de hoy», añadió.

Antes de terminar, de cara al nuevo año, recordó que «cada paso es imprescindible e importante». «Será bueno que todos nosotros y nuestras respectivas comunidades seamos conscientes y nos ponemos, con mucha humildad, a glorificar al Señor», dijo.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...