Càritas cerca de las personas mayores

La entidad social celebra la Navidad con las abuelas y los abuelos de los diferentes arciprestazgos de la diócesis de Barcelona

Caritas Diocesana de Barcelona ha celebrado un año más el tradicional encuentro con la gente mayor que organiza con motivo de la llegada de la Navidad. Se trata de una comida que también se celebra en primavera, con el objetivo de que los miembros de la entidad y los usuarios de más de 65 celebren las fechas señaladas con otras personas de su barrio o ciudad y disfruten durante un rato, rompiendo con la soledad que muchos de ellos sufren.

Según Cáritas, la población catalana de 65 años o más ha aumentado de manera progresiva y constante. En 2016, casi 1,4 millones de personas tenían 65 años o más en Cataluña y un 16% se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE), según datos del IDESCAT. La mayoría de las personas mayores que reciben el apoyo de Cáritas Diocesana de Barcelona se encuentran en esta situación de pobreza y durante 2016 acompañó a 1.312 personas de más de 65 años, un 11% más que en 2015. El 70% de estas personas mayores viven solas, cifra que contrasta con el 17,6% que se encuentran en esta situación en Cataluña (300.000 personas, 175.000 de las cuales viven solas sin desearlo, según el último informe INSOCAT de ECAS). En materia económica, 9 de cada 10 personas mayores a las que apoyamos tienen una pensión igual o inferior a 502 €. Por este motivo pide que «se amplien las plazas de calidad en residencias para dar cabida al creciente número de personas mayores, que en muchos casos tienen ingresos bajos» y denuncia «los largos tiempos de espera de muchas personas para ser valoradas y por reconocerles el grado de dependencia, período durante el cual su salud se agrava «. «Es necesario que esta otorgue como un derecho individual y no en función de la convivencia», explica Cáritas. Tal como expone la entidad de Iglesia, «cuando las personas mayores ya no pueden estar en casa correctamente atendidas, la espera de plaza en residencia puede generar mucho malestar y angustia».

Fiesta de Navidad

Por eso, este encuentro Navideño se celebra con este colectivo que, demasiado a menudo, es invisible. Hasta ahora, esta fiesta de Navidad se hacía en una parroquia, pero este año, para facilitar el desplazamiento, se ha organizado una en cada zona pastoral (la zona 2 y 3 han compartido fiesta en la parroquia San Joan Bosco). Entre los puntos de encuentro, uno fue a San Antonio de Padua, en el barrio de Llefià de Badalona, ​​donde alrededor de una cincuentena de abuelos y abuelas asistieron temprano con ganas de pasar un buen rato. Además, los niños y niñas del refuerzo escolar de la parroquia cercana participaron en la fiesta. Al inicio de la comida se dio la bienvenida a todos los asistentes, los cuales colgaron sus deseos de Navidad en un árbol, luego todos cantaron villancicos mientras se servía la merienda y se contó un cuento sobre el misterio de la Navidad. Finalmente, se obsequió a los abuelos con un mandala y neceser. Un regalo para recuperar la ilusión, acompañados entre todos ellos entre quienes se desearon una feliz Navidad.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...