8 DE OCTUBRE

San Luis Bertrán, sacerdote

En la archidiócesis de Valencia celebran hoy (debería ser mañana, pero es la fiesta de la Dedicación de la Catedral) la fiesta de este dominico nacido en su ciudad el 1 de enero de 1526. Con muchos otros dominicos, va ir como misionero a América. En 1568 lo nombran Prior del convento de Santo Domingo, en Santa Fe de Bogotá.

Allí probó la crueldad, la avaricia y los abusos de los «encomenderos», los oficiales reales ocupados en la conquista de aquellas tierras y la opresión de los indígenas. Tras varios intentos de asesinarle, volvió a Valencia, donde fue recibido con afecto. En la puerta de su celda puso el rótulo: «Si tratara de agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo». Un lema, también, para nuestro tiempo.