8 DE JUNIO

San Jaime Berthieu, presbítero

Jaime Berthieu, nacido el 28 de noviembre de 1838 en la Avernia francesa, fue desde muy joven un enamorado de Jesucristo. Después de unos años de ser rector de parroquias, profesó como jesuita, deseando recorrer el mundo por la gloria de Dios. Enviado a la colonia francesa de Madagascar (1875), luchó contra la injusticia, aliviando a los pobres y enfermos. El pueblo malgache, aunque lo consideró ‘imperialista’ creía que era un sacerdote venido del cielo: «Tu eres nuestro padre y madre». Él se daba a todos, sacando del amor al Corazón de Jesús la fuerza humana y sacerdotal para llegar hasta el martirio: «Prefiero morir antes que renunciar a mi fe»… Que su intercesión sea fructuosa para Madagascar y para el continente africano» (Cf. Benedicto XVI, homilía de canonización, 10/21/2012). Había sido expulsado tres veces de la Misión, y murió durante una rebelión el 8 de junio de 1896. «Si me han perseguido a mí, también a vosotros os perseguirán, dice el Señor» (Jn 15,20).

1. San Maximino, al que se le atribuye el comienzo de la fe cristiana en esta ciudad. En Aix, de la Provenza, en la Galia (s. E incierto).

2. San Gildardo, obispo. En Rouen, en la Galia (514).

3. San Medardo, obispo de Viromande. Trasladó su sede de esta ciudad a la de Noyon, desde la que trabajó para convertir al pueblo de la superstición pagana a la doctrina de Cristo. En Soissons, en la Galia (560).

4. San Fortunato, obispo. Trabajó en la redención de cautivos. En Fano, del Piceno, Italia (s. VI).

5. San Clodulfo, obispo, hijo de san Arnulfo y consejero real. En Metz, Australia, en la Galia (~ 660).

6. San Guillermo Fitzherbert, obispo, hombre amable y benigno. Fue despojado injustamente de su sede y se refugió entre los monjes de Winchester, pero restituido después en sus funciones, perdonó a sus enemigos y procuró la paz entre todo el pueblo. En York, en Inglaterra (1154).

7. Beato Juan Davy, diácono de la Cartuja de esta ciudad y mártir. Bajo Enrique VIII, por su fidelidad a la Iglesia y al Pontífice Romano, fue encarcelado hasta morir de hambre. En Londres, nuevamente en Inglaterra (1537).

8. Beato Jacobo Berthieu, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir. En tiempos de paz y guerra trabajó incansable en favor del Evangelio. Fue tres veces expulsado de las misiones, y por último, por odio a la fe, tras ser invitado a la apostasía, fue pisado hasta la muerte. En Ambiatibé, en Madagascar (1896).

9. Beata María del Divino Corazón de Jesús Droste zu Vischering, de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Buen Pastor. Promovió con tesón la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. En Oporto, en Portugal (1899).

10. Beata María Teresa Chiramel Mankidiyan, virgen. Trajo vida eremítica en medio de una austera penitencia y buscó a Cristo en los más pobres y abandonados. Fundó la Congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia. En el pequeño pueblo de Kuzhikkattussery, de la región de Kerala, en India (1926)

11. Beato Nicolás de Gesturi (Juan) Medda, religioso de la orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Siempre preparado para atender a los pobres, con el ejemplo de su virtud y de su benignidad incitó a muchas personas al amor hacia los más necesitados. En Cagliari, de Cerdeña, Italia (1958).

Otros: advocaciones marianas, conmemoraciones de congregaciones religiosas, santos y beatos (tradición, costumario…).

Mercedarios: Pedro de Amer (1301). Cuarto/quinto maestro general de la orden. Considerado santo en la orden, el Martirologio Romano no lo menciona.

Familia Salesiana y Religiosas de la Orden de la Visitación de Santa María: Beato Esteban Sándor, mártir (1953).

Franciscanos Capuchinos (OFM Cap.): Beato Nicolás de Gésturi (1958).

Orden de Predicadores: Beates Diana (1236) y Cecilia (1290),

Obispado de Tortosa: Dedicación de la iglesia-catedral.

Buen tiempo en junio, verano seguro.

Buen tiempo en junio, verano seguro.