8 DE DICIEMBRE

La Concepción Inmaculada de Santa María

«Durante el tiempo de Adviento, es recordada la solemnidad del día 8 de diciembre en la que, junto con la Inmaculada Concepción de la Virgen Madre de Dios, son recordados la preparación radical (cf. Is 11,1.10) de la venida del Salvador y el feliz comienzo de la Iglesia sin mácula y arruga» (cf. Pablo VI, Marialis Cultus, 3).

«El fundamento bíblico de este dogma se encuentra en las palabras que el ángel dirigió a la chica de Nazaret: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» (Lc 1,28). «Llena de gracia», en el original griego ‘kekharitomene’, es el nombre más bello de María, nombre que le dio el mismo Dios para indicar que desde siempre y para siempre es la amada, la elegida, la escogida para recibir el don más precioso, Jesús, «el amor encarnado de Dios» (Deus caritas est, 12)» (Benedicto XVI).

«Contemplando a nuestra Madre Inmaculada reconocemos también nuestro destino verdadero: ser transformados por el amor de Dios». (Francisco, Ángelus, 8 de diciembre 2013)

► HISTORIA DE LA SOLEMNIDAD

Siglo IX: El calendario marmóreo de Nápoles (~ 840-850) ya celebra el 9 de diciembre la «Concepción de Santa Ana (madre) de María Virgen».

Siglos X-XI: Los cruzados ingleses importan la celebración a los monasterios griegos de la Italia meridional y se celebra como la concepción de María sin el pecado original.

Siglo XII: Primera apología de la concepción de María redactada por un monje de Canterbury, Eadmer († 1124). Provoca las reacciones en contra de San Bernardo y de numerosos dominicos (Santo Tomás no la consideraba verdad de fe). La celebración será acogida de los franciscanos, que destacan la humanidad de Jesús.

Siglo XIII, finales: En Barcelona, ​​la fiesta es festiva.

1397: A las Ordinaciones catalanas leemos que la octava de la fiesta duraba hasta por Santa Lucía y era considerada como un avance de las fiestas de Navidad.

1477, 17 de febrero: Finalmente, el papa Sixto IV (1471-1484), en la constitución «PRAE excelsa», adopta oficialmente el oficio del franciscano Bernardino de buzones.

1760: Es proclamada Patrona de España.

1854, 08 de diciembre: El papa Pío IX: «Declaramos, proclamamos y definimos la doctrina que sostiene que la dichosa Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original en el primer instante de su concepción por una singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesús Salvador del género humano» (bula» Inefabilis Deus «, núm. 9-18). La fecha del 8 de diciembre (en Oriente el 9 de diciembre) depende de la antigua fiesta de la natividad de María.

1960: En la reforma litúrgica después del Concilio Vaticano II el día se celebra como solemnidad.

  1. Solemnidad de la Concepción Inmaculada de la bienaventurada Virgen María, que, realmente llena de gracia y bendita entre las mujeres, en previsión del nacimiento y de la muerte salvífica del Hijo de Dios, desde el mismo primer instante de su Concepción fue preservada de toda culpa original, por singular privilegio de Dios. En este mismo día fue definida, en 1854, por el papa Pío IX, como verdad dogmática recibida por antigua tradición.
  2. Conmemoración de san Macario, mártir, quien, en tiempos del emperador Decio, cuando el juez le aconsejó con muchas razones que renegara de Cristo, él profesó con más constancia la fe, por lo que finalmente fue quemado vivo. En Alejandría de Egipto (250).
  3. Sepultura de san Eutiquiano, papa. En Roma, en el cementerio de Calixto, en la vía Apia (283).
  4. San Eucario, considerado primer obispo de Tréveris. En Tréveris, Galia Belga (s. III).
  5. Conmemoración de san Patapio, ermitaño, quien, oriundo de la Tebaida, vivió en Constantinopla, en Blaquerna, y fue sepultado en el monasterio de los egipcios (s. V/VI).
  6. San Romarico, abad, el cual, siendo noble del rey Teudebert, se retiró al monasterio de Luxueil y después fundó un cenobio en una propiedad suya, que él mismo dirigió. En el monte Volgués (ahora Remiremont), Burgúndia (653).
  7. San Teobaldo de Marlhac, abad de la orden cisterciense, que prestaba los más humildes servicios a sus hermanos. En el monasterio de Vaux-de-Cemay, en la región de París (1247).
  8. Pasión de Navidad Chabanel, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, el cual, habiendo prometido ante Dios permanecer hasta la muerte en su amada misión del territorio de los hurones, mientras caminaba por el bosque con un apóstata fue asesinado por él en odio de la fe. Su memoria se celebra el día diecinueve de octubre, junto a otros compañeros. En la región de Ontario, Canadá (1649).
  9. Beata Narcisa de Jesús Martillo Morán, virgen, que, privada de padres y desprovista de alimento, después de muchos trabajos fue recibida en la hospedería de un cenobio, donde se dedicó a la oración continua y a la áspera penitencia. En Lima, ciudad de Perú (1869).
  10. Beato José María Zabal Blasco, mártir, quien, siendo padre de familia, a la persecución contra la fe superó a los tormentos de su pasión con la fortaleza de Cristo. En el cuartel valenciano del Picadero de Paterna (1936).
  11. Beato Luis Liguda, presbítero de la Sociedad del Verbo Divino y mártir, que, encarcelado al ser invadida Polonia durante la guerra, fue cruelmente asesinado por los guardias de la cárcel, confesando a Cristo hasta la muerte. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Múnich, Baviera (Alemania) (1942).

  • Arzobispado Castrense (Arma de Infantería, Servicio de Estado Mayor y de los Cuerpos Jurídico Militar, Eclesiástico, Veterinario, Farmacia, Oficinas Militares y Servicio Geográfico del Ejército): Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María.
  • Religiosas de María Inmaculada (Misioneras Claretianas): Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María (SO). Titular y patrona de la Congregación.
  • Santa Ester, reina: En el Martirologio romano no figura la reina Ester; en cambio, sí consta en algunos martirologios antiguos. En las Iglesias griega y copta se celebra en diciembre, en varios días. Entre nosotros, existen diversas tradiciones: el 24 de mayo, el 1 de julio y el 8 de diciembre (s. VI a. C.).
  • Rito Hispanomosárabe: Concepción de Santa María, virgen.

 

Si llueve en la Purísima Concepción, llueve en Carnaval, Semana Santa y Resurrección.

Si llueve en la Purísima Concepción, llueve en Carnaval, Semana Santa y Resurrección.