5 DE OCTUBRE

Témporas de acción de gracias y de petición

Desde muy antiguo, la Iglesia había celebrado las Témporas para santificar cada una de las cuatro estaciones del año. Actualmente, celebradas solo al acabar las vacaciones y las cosechas del campo, nos invitan a hacer una alabanza agradecida a Dios por todos los dones que hemos recibido y pedir que él continúe siendo nuestra luz y nuestro guía en este nuevo curso. «Señor, dais acierto a la obra de nuestras manos» (Sl 90,17).
Por San Francisco no hay fruto que no sea rico
Por San Francisco no hay fruto que no sea rico