5 DE MARZO

San Lucio I

De origen romano, Lucio fue elegido papa (25 06 253-05 03 254) tras la muerte de (santo) Cornelio (253). Pero el emperador Galo lo desterró enseguida: Lucio, hombre evangélico, era partidario de ser más benévolo con los ‘lapsi’ (aquellos que en la pasada persecución de Daciano, 250, se habían salvado ofreciendo sacrificios y ahora querían volver) que seguir la doctrina del antipapa Novac.

Con el emperador Valeriano pudo volver a Roma, donde la tradición lo hace mártir (por haber dado un gran testigo para los mártires). «Estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia» (Misericordiӕ Vulture 9, Francisco).

También celebramos la fiesta de San Juan José de la Cruz. 

Carlos Cayetano Calosirto nació en la isla napolitana de Ischia el 1654. Terminadas las humanidades a los 16 años fue el primer italiano a seguir la reforma franciscana de San Pedro de Alcántara, que pretendía que la orden volviera al espíritu original. Pronto destacó por su gran ascesis (penitencia, oración y austeridad) y sus superiores, viendo su valía, le encargaron fundar un convento nuevo, lo nombraron maestro de novicios y finalmente provincial de la orden.

Sus contemporáneos explican que tenía el don de la profecía, de la curación y de la bilocación. Fue igualmente conocido como buen confesor y director espiritual de personas que también acabarían siendo santas, como Alfonso María de Ligorio. Murió el 5 de marzo de 1734 en Lucia del Monte, cerca de Nápoles. Fue canonizado en 1811 por Gregorio XVI.