5 DE JUNIO

San Bonifacio, obispo y mártir

Es el gran apóstol de Alemania y del reino de los francos. Nacido en Inglaterra (673) con el nombre de Winfrid; apóstol de Germania con el benefactor nombre de Bonifacio, entró en el Paraíso (754) con el nombre de mártir: los frisones, que evangelizaba la embistieron y él se cubrió con el libro de los Evangelios, pero un golpe de espada partió a la vez el evangelio y el evangelista (754).

Sucedió en Dokkum (Holanda), mientras celebraba la eucaristía, con 52 compañeros más. Había profesado como monje y fue abad de Nursling. Consagrado obispo de Maguncia, con la ayuda de compañeros había fundado otras iglesias en Baviera, Turingia y Franconia. Había recibido del papa el encargo de evangelizar a los paganos del continente. Este gran santo supo conjugar admirablemente la vida contemplativa con la acción apostólica.