5 DE DICIEMBRE

San Damaso, obispo y mártir

Según tradiciones posteriores, Damaso era un chico del norte de Italia, formado en la religión pagana que se convirtió al cristianismo, recorriendo lo que hoy es el norte de Italia y buena parte de Francia evangelizando a los paganos. Gracias a su oratoria y a su fervor religioso fue elegido obispo de la ciudad de Pavia, cerca de Milán, donde hizo crecer espectacularmente la comunidad cristiana.

Sin embargo, a principios del siglo IV el imperio romano decretó la última persecución, y una de las más violentas, contra los cristianos. El obispo Damaso no tardó en ser arrestado. Como tantos otros mártires se le forzó a renegar de su fe bajo tortura, pero se mantuvo firme, siendo ejecutado en 304.