4 DE JULIO

Santa Isabel de Portugal, princesa de Aragón

Isabel (1271-1336) era hija de Pedro III, rey de Aragón y conde de Barcelona, nieta de Jaime I y sobrina nieta de San Isabel de Hungría. A los 12 años fue dada en matrimonio a Dionisio, rey de Portugal. A lo largo de su vida tuvo que hacer frente a todo tipo de pruebas, sobre todo familiares. Fue una madre y esposa ejemplar. Llamada Reina de la Paz por la influencia benéfica que tuvo con su marido, el rey Dionís de Portugal, hombre belicoso y violento. Al quedar viuda, entró con las pacíficas clarisas de Coimbra, siendo la gran amiga de los pobres. Murió el 4 de julio de 1336.

También celebramos la fiesta del Beato Pedro Jorge Frassati, joven militante

Vida breve pero intensa la de Pedro Jorge (1901-25). Nacido en Turín, en una familia rica y políticamente influyente, recibió la educación en casa y después se licenció en Ingeniería. Amante de la montaña, provisto de sensibilidad espiritual y al mismo tiempo de un espíritu activo, participó en numerosas iniciativas de Iglesia, como Acción Católica o del Apostolado de la Oración. Pedro siempre se sintió llamado a estar al lado de los pobres, vocación que con los años se fue concretando.

Atraído por figuras como santa Catalina de Siena y Santo Tomás de Aquino, a los 21 años se hizo terciario dominico. Desde entonces, dedicó buena parte de su tiempo y dinero a ayudar a los más necesitados en todo lo que fuera necesario y no dudaba en visitarlos cuando estaban enfermos. A raíz de una de estas visitas contrajo una poliomielitis aguda que le llevó a la muerte en pocos días. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1990. Es considerado patrón de los montañeros.