3 DE SEPTIEMBRE

San Gregorio Magno, papa y doctor de la Iglesia

Nacido en Roma (540), hijo de un senador romano y de santa Silvia, fue prefecto de la ciudad. A la muerte de su padre, repartió sus bienes entre los monasterios y se hizo monje en uno de los siete monasterios fundados por él, emprendiendo la reforma de la vida monástica. El 590 fue elegido Papa y todo el mundo pudo ver en él el «siervo de los siervos», muy próximo a los necesitados.

Fue a la vez un contemplativo y un hombre de acción, promoviendo la evangelización de los pueblos paganos: envió los primeros misioneros en Inglaterra. Sus homilías y sus escritos denotan un profundo conocimiento de la Biblia. Murió el año 604. Es uno de los cuatro doctores de la Iglesia de Occidente junto con Ambrosio, Agustín y Jerónimo.