3 DE OCTUBRE

San Francisco de Borja, sacerdote

Día 3 de octubre, martes: San Francisco de Borja, presbítero

Francisco nació en Gandía (la Safor) en 1510. Sus padres, los duques de Gandía, Juan de Borja y Juana de Aragón, lo educaron tal y como eran: ricos en caridad. Tres de sus cuatro hermanas profesaron como clarisas y la cuarta vivió santamente en el palacio de Pedrola (Zaragoza). Él, una vez viudo, lo dejó todo para servir a “un señor que no pueda morir”, entrando en la Compañía de Jesús, y llegando a ser su tercer General. Murió en Roma (1572): «Todos somos peregrinos, y mal negocio fuera si no procuráramos siempre darnos más prisa en la vía de la perfección hasta llegar al Horeb, la montaña de Dios» (Carta 717).

1. Conmemoración de san Dioniso Areopagita, que se adhirió a Cristo al escuchar al apóstol san Pablo hablando ante el Areópago, y fue primer obispo de Atenas (s. I).

2. Santa Cándida, mártir. En Roma, en el cementerio de Ponciano, en la vía Portuense (fecha incierta).

3. Conmemoración de los santos Fausto, Cayos, Pedro, Pablo, Eusebio, Querimón, Lucio y otros dos, todos los cuales, primero en tiempo del emperador Decio y después durante el regante de Valeriano, por mandato del prefecto Emiliano sufrieron de muchas maneras, junto con el obispo Dionisio, llegando a ser confesores de la fe, y, entre ellos, Fausto alcanzó la palma del martirio bajo el emperador Diocleciano. En Alejandría, en Egipto (s. III/IV).

4. Conmemoración de san Hesiquio, monje, discípulo de san Hilarión y compañero suyo de peregrinación. En Mayuma, en Palestina (s. IV).

5. Conmemoración de san Maximiano, obispo de Bagai, en Numidia. Apalizado numerosas veces por los herejes, fue lanzado desde lo alto de una torre. Fue dejado por muerto, pero unos transeúntes le recogieron, se recuperó y no dejó de luchar por la fe católica (~ 410).

6. San Cipriano, obispo, discípulo de san Cesáreo de Arlés, que defendió en varios sínodos la fe ortodoxa sobre la gracia, enseñando que nadie puede llegar a la divinidad si antes no ha sido llamado por la gracia de Dios. En Toulon, en la Provenza, de la Galia (~ 543).

7. Dos santos mártires de nombre Ewaldo, uno llamado Negro y otro Blanco, ambos presbíteros y oriundos de Inglaterra, que, siguiendo el ejemplo de san Willibrord y sus compañeros, pasaron a evangelizar los sajones habiendo empezado a predicar Cristo, fueron capturados por los paganos, consumando el martirio. Entre los sajones (695).

8. Beato Uto u Otónt, fundador y primer abad. En el monasterio de Metten, en Baviera (802).

9. San Gerardo, primer abad del monasterio de Brogne, que él mismo había fundado. Trabajó para instaurar la disciplina monástica en Flandes y en Lotaringia y ayudó a muchos monasterios a recuperar la observancia primitiva. En la región de Namur, en Lotaringia (959).

10. Memoria de san Virila, abad. En el monasterio de San Salvador de Leyre, en Navarra (s. X).

11. Beato Adelgoto, obispo, discípulo de san Bernardo en Claraval, que fue un buen ejemplo de disciplina monástica. En Chur o Coira, entre los helvecios (1160).

12. Beatos Ambrosio Francisco Ferro, presbítero, y compañeros [1], Mártires, que dieron la vida víctimas de la opresión que se desató contra la fe católica. Junto al río Uruaçu, cerca de Natal, en Brasil (1645).

13. Beato Crescenciano, presbítero de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y mártir, que en esta persecución derramó su sangre por la fe. En Madrid (1936).

Otros: advocaciones marianas, conmemoraciones de congregaciones religiosas, santos y beatos (tradición, costumario…).

Canónigos Regulares del Letrán (MO): San Crodegango de Metz, obispo (siglo VIII). Los Martirologio lo celebra el 6 de marzo.

Compañía de Jesús y Valencia (MO): San Francisco de Borja, presbítero.

Orden de Predicadores (MLL): Beato Domingo Spadafora, presbítero (1521). El Martirologio lo sitúa el 21 de diciembre.

Servitas (monjas) (F): Beata Maria Guadalupe Ricart Olmos, virgen y mártir (1936). Servitas (MO). El Martirologio la sitúa el 2 de octubre.

[1] Sus nombres son:  santos Antonio Baracho, Antonio Vilela Cid, Antonio Vilela hijo y su hija, Diego Pereira, Manuel Rodrigues Moura y su esposa, hija de Francisco Dias hijo, Francisco de Bastos, Francisco Mendes Pereira, Juan da Silveira, Juan Lostau Navarro, Juan Martins y siete jóvenes, José do Porto, Mateo Moreira, Simón Correia, Esteban Machado de Miranda y dos hijas suyas, y Vicente de Souza Pereira.

 

La otoñada más segura, San Francisco la inaugura

La otoñada más segura, San Francisco la inaugura