3 DE OCTUBRE

San Francisco de Borja, sacerdote

Francisco nació en Gandia (La Safor) en 1510. Sus padres, los duques de Gandia, Juan de Borja y Juana de Aragón, lo educaron tal como eran: ricos en caridad. Tres de sus cuatro hermanas profesaron como clarisas y la cuarta vivió santamente en el palacio de Pedrola (Zaragoza). Él, una vez viudo, lo dejó todo para servir a «un señor que no pueda morir», entrando en la Compañía de Jesús, y llegando a ser el tercer General.

Murió en Roma (1572): «Todos somos peregrinos, y mal negocio fuera si no procuráramos siempre darnos más prisa en la vía de la perfección hasta llegar a Horeb, el monte de Dios» (Carta 717). Memoria especial en el arzobispado de Barcelona, ​​y también en los obispados de Terrassa, Mallorca y también en Valencia.