3 DE JULIO

Santo Tomás, apóstol

Si bien nos podemos reconocer en las dudas del Apóstol Tomás, conviene que también le imitemos en su profesión de fe (Jn 20,24-29): «La bondad divina actuó de tan admirable manera, que, cuando Tomás, dubitativo, tocaba a su Maestro las heridas de la carne, curaba en nosotros las heridas de la infidelidad» (San Gregorio Magno, Homilía 26). En esta fecha se celebra el traslado de su cuerpo a Edessa (siglo VI). Una tradición muy antigua le atribuye la evangelización de Persia, y la tradición malabar de la India lo tiene como fundador.

Dice el labrador al trigo: para julio te espero, amigo.

Dice el labrador al trigo: para julio te espero, amigo.