29 DE JULIO

Santa Marta, discípula del Señor

Hermana de María y Lázaro, en Betania. El evangelista Lucas (10,38-42) nos describe cómo Jesús camino de Jerusalén se hospeda en su casa y Marta lo sirve, algo ajetreada: «La servidora acogía el Señor; la enferma, el Salvador; la criatura, el Creador. La que debía ser nutrida por el Espíritu recibió el que había de ser nutrido en la carne» (San Agustín, Sermón 103). Es patrona de los hoteleros.

El 26 de enero de este año la Congregación para el Culto Divino ha determinado de manera oficial que en el día de santa Marta se celebren también las memorias de sus hermanos: María y Lázaro, «considerando el importante testimonio evangélico que dieron al hospedar al Señor Jesús en su casa, al escuchar atentamente, al creer que Él es la Resurrección y la Vida». Imagen en la nave derecha de la catedral de Barcelona.