29 DE JULIO

Santa Marta, María y Lázaro

Por decreto del Papa Francisco, la memoria que hoy se celebraba de Santa Marta, pasa a ser de los “Santos Marta, María y Lázaro”, tradicionalmente “huéspedes del Señor”: «En la casa de Betania, el Señor Jesús experimentó el espíritu familiar y su amistad, y por eso el Evangelio de Juan afirma que los amaba. Marta le ofreció generosamente hospitalidad, María escuchó atentamente sus palabras y Lázaro salió rápidamente del sepulcro por mandato de Aquel que ha humillado la muerte» (Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, 26 de enero de 2021).

  1. Memoria de santa Marta, María y Lázaro, hermanos. El 26 de enero de 2021, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, por decreto sobre la celebración de las Santas Marta, María y Lázaro, ha unificado la celebración de los tres hermanos en ese día. «Por eso, teniendo en cuenta el importante testimonio evangélico que ofrecieron al acoger al Señor Jesús en su casa, al escucharle cordialmente, al creer que él es la resurrección y la vida, aceptando la propuesta de este Dicasterio, el Sumo Pontífice Francisco ha ordenado que el 29 Julio la memoria de los santos Marta, María y Lázaro aparece en el calendario romano general».
  2. San Calínico, mártir. En Gangra, Papflagonia (s. II/III).
  3. San Félix, mártir. En Roma, en el tercer mil diario de la vía Portuense, en el cementerio dedicado a su nombre (s. III/IV).
  4. Santos Simplicio, Faustino, Beatriz y Rufo, mártires. En Roma, en el cementerio de Generosa (s. III/IV).
  5. San Lobo, obispo, que con san Hermano de Auxerre fue a Bretaña para luchar contra la herejía de los pelagianos, defendió después con la oración en su ciudad del furor de Atila y, habiendo ejercido de forma admirable el sacerdocio durante cincuenta años, descansó en paz. En Troyes, ciudad de la Galia Celta (~ 478).
  6. San Próspero, obispo. En Orleans, ciudad de la Galia Celta (s. V).
  7. San Olaf, mártir, que siendo rey de su pueblo, le liberó de la idolatría y propagó con gran diligencia la fe cristiana que había conocido en Inglaterra, pero finalmente, atacado por sus enemigos, murió asesinado. En Nidaros (ahora Trondheim), ciudad de Noruega (1030).
  8. Beato Urbano II, papa, que defendió la libertad de la Iglesia de las intromisiones de los laicos, luchó contra los clérigos simoníacos e indignos y, en el Concilio de Clermont, exhortó a los soldados cristianos a que, con el signo de la cruz, liberaran a sus hermanos cristianos de la opresión de los infieles y recuperaran el sepulcro del Señor, que estaba en su poder. En Roma, en la basílica de San Pedro (1099).
  9. San Guillermo Pinchon, obispo, que se preocupó de que se construyera la iglesia catedral y brilló por su benignidad y sencillez, debiendo sufrir muchas vejaciones y el destierro para defender con decisión y fortaleza a sus ovejas y los derechos de la Iglesia. En la ciudad de San Brioc, en la Bretaña Menor (1234).
  10. Beato Carlos Nicolás Antonio Ancel, sacerdote de la Sociedad de Jesús y de María, mártir, que durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote, fue encarcelado en condiciones inhumanas en un barco convertido en prisión, donde murió como auténtico mártir, víctima de una enfermedad contagiosa. En la costa de Francia, frente a la ciudad de Rochefort (1794).
  11. Santos mártires José Zhang Wenlan, Pablo Chen Changpin, seminaristas, Juan Bautista Lou Tingyin, administrador del seminario, y Marta Wang Louzhi, viuda, que, encerrados en una cueva calurosa y húmeda, sufrieron atroces vejaciones, siendo finalmente decapitados. En la ciudad de Quigyan, en la provincia china de Guizhou (1861).
  12. Beato Juan Bautista Egozcuezábal Aldaz, religioso de la orden de San Juan de Dios, que durante la persecución contra la fe desatada en la región fue asesinado por odio a la Iglesia. En la población de Esplugues de Llobregat (1936).
  13. Beatos Lucio Martínez Mancebo, sacerdote de la orden de los Predicadores, y compañeros, mártires, que, apoyándose en la fortaleza de Cristo, dieron su vida durante esta persecución. En Calanda, población cercana a Teruel (1936).
  14. Beato José de Calasanz Marqués, sacerdote de la Sociedad Salesiana y mártir, que derramó su sangre por Cristo en esta misma persecución. En Valencia (1936).

Tronadas en julio anuncian muchos frutos

Tronadas en julio anuncian muchos frutos