29 DE ABRIL

Santa Catalina de Siena, virgen y doctora de la iglesia

SANTA CATALINA DE SIENA, VIRGEN Y DOCTORA DE LA IGLESIA

Catalina nació en 1347 en Siena del tintorero Giacomo di Benincasa y Lapa di Puccio, al lado del convento dominico de Santo Domingo. Venciendo la oposición familiar, y después de una enfermedad infecciosa que desfiguró su rostro, se hizo Terciaria Dominica. Trabajó mucho por la paz en Italia y la reforma de la Iglesia. Por la profundidad de sus escritos, Pablo VI la proclamó Doctora de la Iglesia (1970). Es patrona de Italia (1939).

  1. Memoria de santa Catalina de Siena, virgen y doctora de la Iglesia, que habiendo entrado en las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, deseosa de conocer a Dios en sí misma y a sí misma en Dios, se esforzó en asemejarse a Cristo crucificado y trabajó también enérgica e incansablemente por la paz, para que el Romano Pontífice regresara a la Urbe y por la unidad de la Iglesia, dejando espléndidos documentos llenos de doctrina espiritual (1380).
  2. Conmemoración de san Tíquico, discípulo del apóstol san Pablo, al que, en sus epístolas, llama hermano carísimo, ministro fiel y consiervo en el Señor (s. I).
  3. En Pisa, de la Toscana, san Torpetes, mártir (s. inc.).
  4. En Nápoles, de la Campania, san Severo, obispo, al que san Ambrosio amó como a un hermano y su Iglesia como a un padre (c. 409).
  5. En el monasterio de Cluny, en Borgoña (hoy Francia), san Hugo, abad, que gobernó santamente su cenobio durante sesenta y un años, mostrándose entregado a las limosnas y a la oración, mantenedor y promotor de la disciplina monástica, atento a las necesidades de la Iglesia y eximio propagador de la misma (1109).
  6. En el monasterio de Lucerna, en Normandía, san Acardo, obispo de Avranches, que, siendo abad de San Víctor de París, escribió varios tratados de vida espiritual para conducir el alma cristiana a la perfección, falleciendo y siendo enterrado en esa abadía de la Orden Premonstratense, que visitaba a menudo (1172).
  7. En Seúl, en Corea, san Antonio Kim Song-u, mártir, que acostumbraba a reunir en su casa a varios fieles hasta que, encerrado en prisión, fue estrangulado (1841).

 

En las amarguras desearéis la dulzura, y en la guerra, la paz” (Frase de Santa Catalina de Siena).

En las amarguras desearéis la dulzura, y en la guerra, la paz” (Frase de Santa Catalina de Siena).