27 DE MARZO

Beata Panacea de Muzzi

Miércoles Santo: Beata Panacea de Muzzi, virgen y mártir

El evangelio de Juan nos relatará que la noche de la Cena Pascual cuando Judas salió de la estancia, “era de noche” (Jn 13,30). De noche, fuera, ¿o de noche dentro de su corazón? La traición y la muerte acompañan a este discípulo de Jesús. En este día, pero de 1383, en Quarona (Piamonte), la traición y la muerte acompañaron la vida de Panacea de Muzzi. A los 15 años, mientras estaba orando en el campo -después que las ovejas hubieran vuelto al redil-, su madrastra, la asesinó. Huérfana de madre a los tres años, la mujer con quien se casó su padre no la amó nunca y la crucificaba constantemente. Si bien en el mismo entierro, el pueblo, tan sabio, ya la declaró santa, “remedio” de todos los males (pan-acea, del griego “pan-akeia” = “todo remedio”); su culto oficial, con todo, no llegará hasta el 5 de septiembre de 1867.

  1. En Salzburgo, en Baviera, san Ruperto, obispo, que siendo originario de la región de Worms, a petición del duque Teodon se dirigió a Baviera y en la antigua ciudad de Juvavum edificó una iglesia y un monasterio, donde estuvo al frente como obispo y como abad, y desde allí difundió la fe cristiana (~ 718).
  2. En la región Septempedana (hoy San Severino Marche), del Piceno, en Italia, beato Peregrino de Falerone, presbítero, que fue uno de los primeros discípulos de san Francisco y que, peregrino en Tierra Santa, resultó admirado incluso por los sarracenos (1232).
  3. En Quarona, junto a Novara, del Piamonte, en Italia, beata Panacea de’Muzzi, virgen y mártir, que a los quince años de edad, estando orando en la iglesia, fue asesinada por su propia madrastra, que siempre la atormentaba (1383).
  4. En Turín, también en el Piamonte, beato Francisco Faá di Bruno, presbítero, que unió la ciencia de las matemáticas y de la física con la práctica de las obras de caridad (1888).

No hay marzo bueno, ni abril discreto

No hay marzo bueno, ni abril discreto