27 DE AGOSTO

Santa Mónica, viuda

Mónica nació el 331 en Tagaste en una familia cristiana, noble, pero de modesta fortuna. Recibe educación de una antigua sirvienta, rígida y exigente. A los veinte años la casan con Patricio, de familia similar, pero no cristiano. Infiel y terco, Mónica lo convirtió y lo hizo bautizar el 370.

De sus tres hijos, Navigio, Perpetua y Agustín, este último le colmó muchas lágrimas, hasta que al final, terca ella, le convirtió. Murió en el puerto de Ostia el 387 antes de embarcar hacia África.