26 DE MARZO

Beato Pedro Marginet, monje

Aunque actualmente no se encuentra en el Santoral oficial de la Iglesia, en 1611 el papa Pablo V había autorizado el culto de este beato enterrado en 1435 en la iglesia de Poblet, con la autorización del abad Queralt. No sabemos si nació en Vallclara (Conca de Barberà) o en el Albi (Garrigues), pero que sí sabemos que su familia campesina trabajaba los campos del monasterio de Poblet.

Sabemos también que en 1387 ya era monje de Poblet y fue un tiempo el hombre de confianza del abad Ferrer. Pero con el nuevo abad Carbón fue acusado de mala administración y encarcelado. En 1411 huye del monasterio y durante dos años lleva un vida errante conviviendo con dos mujeres, una de ellas exmonja. Pero, como el hijo pródigo, arrepentido de una vida de desenfreno y despreocupación, regresó a Poblet y después de unos años en la comunidad llevó una vida penitente en el bosque de Poblet, a la todavía conocida como Cueva de Fray Pedro Marginet .

Su cambio de vida radical impresionó incluso a la nobleza y realeza: Fernando de Antequera se encomendó en el lecho de muerte; la princesa Leonor de Urgell, se apuntó a hacer vida contemplativa muy cerca de él; y la reina María, esposa de Alfonso el Magnánimo, los visitó.

Estamos en plena Cuaresma, tiempo de conversión: «Conviértete y cree en el Evangelio». «Cruz», en catalán [Creu], también quiere decir «practica».