26 DE JUNIO

San Pelayo, mártir

Nacido en Barbastro (1902) y ordenado sacerdote en Zaragoza (1925), José María Escrivá de Balaguer se trasladó a Madrid como él explica, el 2 de octubre de 1928, día de los Santos Ángeles, donde experimentó la inspiración divina que le llevó a fundar el Opus Dei. Después de la Segunda Guerra Mundial, e instalado definitivamente en Roma, el Opus Dei fue extendiendo por todo el mundo.

Murió en Roma en 1975. Beatificado en 1992 por Juan Pablo II, fue canonizado bien temprano, el 6 de octubre de 2002. «El objetivo único del Opus Dei siempre ha sido este: contribuir a que haya en medio del mundo, de las realidades y afanes seculares, hombres y mujeres de todas las razas y de todas las condiciones sociales, que procuren amar y servir a Dios y los demás hombres en su trabajo y a través de su trabajo ordinario» (Entrevista, octubre de 1967).