26 DE JULIO

San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen

San Joaquin y Santa Ana

Según el Protoevangelio apócrifo de Santiago (siglo II) fueron los padres de María. El culto de Santa Anna en Oriente (siglo VI), se difundió más tarde (siglo X) por Occidente; el de San Joaquín, no empezó hasta el 1522.

La fiesta de hoy puede ser un estímulo para los padres cristianos que sirven a Dios en la fidelidad mutua y en el amor a sus hijos: «¡Oh, matrimonio feliz de Joaquín y Ana! Toda criatura está ligada a vosotros, porque, mediante vosotros ofreció al Creador el don más importante de todos, es decir, una madre casta, la única digna del Creador» (San Juan Damasceno, Sermón 5).