24 DE JULIO

Beata Maria Mercè Prat, virgen y mártir

Maria Mercè nació en Barcelona en 1880. A los 16 años, después de la muerte de sus padres, se ocupó de la familia, compaginando las tareas del hogar con el estudio en una academia de Bellas Artes de la calle del Carmen. También se integró en las actividades de apostolado de la parroquia de Santa Maria del Pi. A los 33 años profesó en las Teresianas y en 1915 fue nombrada consiliaria provincial, trasladándose a Tortosa.

En 1920 fue destinada a Barcelona en la Casa Madre de Sant Gervasi, lugar que abandonó el 21 de julio de 1936 al estallar la guerra civil. Detenida el 23 de julio por una patrulla de cinco milicianos le dispararon a las diez de la noche de ese día cerca del Tibidabo. Aunque malherida, otros milicianos la acabaron de rematar al día siguiente. Lo sabemos por la Hermana Joaquina Miguel que pudo salvar la vida. Es una de las 283 religiosas asesinadas aquellos días. Beatificada en 1990.